Banner en desktop Banner en móviles
Dendak Bai
Maristak Durango
Jesuitak Durango
Nevers Ikastetxea

Lo bien aprendido…

Supongo que es algo que nos ha pasado a todos y es lo que sucede con cosas que hemos aprendido de chavales y que nunca se olvidan. A mi entre otras cosas se me han quedado gravadas dos definiciones cuales son la que se corresponden con la murmuración y la calumnia, definiciones que siempre me han valido para observar una linea de conducta.

La primera de ellas dice así, “murmurar es dar a conocer sin necesidad las faltas o defectos del prójimo” y la segunda, sobre la calumnia, “calumniar es imputar al prójimo defectos o faltas que no ha cometido”. Somos en general los humanos muy proclives a sobre todo, como muestra de ligereza, a murmurar porque resulta fácil hacerlo y además, también en general, el asunto tiene una buena acogida por ameno, distendido y cotilla.

La calumnia es algo de mucho más peso, de tal suerte que dependiendo de la profundidad del comentario puede alcanzar la categoría de grave o incluso de muy grave.

A este respecto también recuerdo la moraleja que acompañaba como ejemplo de calumnia lo que le dijo un padre a un hijo que tenía la muy fea costumbre de calumniar. El padre le dice al hijo, llena un vaso de agua y tíralo al suelo. Así lo hace el muchacho y el padre le dice entonces, “ahora recógelo” y el hijo le contesta “pero padre, eso es imposible” a lo cual el padre le contesta, “pues esa, querido muchacho es la consecuencia que produce la calumnia y es que la fama del prójimo es fácil derramarla, destruirla, e imposible, al igual que el agua derramada, recogerla”.

Esas cuestiones de la murmuración y la calumnia me llevan a otra cuestión que viene al pelo y es que existen tres temas y no más, de conversación entre los humanos, que son hablar sobre las personas (y ahí entran los temas entre otros de la murmuración y la calumnia), hablar sobre las cosas y hablar sobre las ideas. Busquen, buceen en la cuestión y llegarán finalmente a la conclusión de que efectivamente no existen más tipos de comunicación que los citados y más todavía, hablar sobre las personas es relativamente fácil, de las cosas un poco más complicado y mucho más todavía hacerlo sobre las ideas.

Y a partir de ahí me pregunto ¿será por eso por lo que los humanos tendemos a lo fácil, es decir  a hablar sobre las personas toda vez que hacerlo sobre las cosas y las ideas requiere un mayor esfuerzo y hasta una mayor preparación?. Lo dejo ahí, con lo cual les estoy invitando (malo que es uno) a entrar de lleno en la fase de las ideas.

Rafael Hidalgo

Artículos: 133
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando...

durangon.com webguneak ez du uzten gorrotoa, mespretxua edo diskriminazioa sustatzen duten edukiak argitaratzen, jaiotza, arraza, sexu, erlijio, nazionalitate, iritzi edo bestelako inguruabar pertsonal edo sozialengatik.

Izen propioei erreferentzia egiten dieten eta ohorerako eta intimitaterako eskubidearen aurkako iruzkinak ezabatuko dira. Irain eta iruzkin guztiak ere zuzenean ezabatuko ditugu, baldin eta iraingarriak, kalumniatzaileak edo indarreko legeria hausten badute.

Gehiago irakurri


durangon.com no permite la publicación de contenidos que de forma manifiesta fomenten el odio, el desprecio o la discriminación por motivos de nacimiento, raza, sexo, religión, nacionalidad, opinión o cualquier otra circunstancia personal o social.

Se eliminarán todos los comentarios que hagan referencia a nombres propios y atenten contra el derecho al honor y a la intimidad. También borraremos directamente todos los insultos y los comentarios que puedan resultar injuriosos, calumniadores o que infrinjan la legislación vigente.

Leer más

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados