Banner en desktop Banner en moviles
AECC Bizkaia
Haizetara
Azoka Idiomas
Soinua Durango

Gure Diputazioa

Ya ya, ya sé que diputapena, di-puta-pena, puede equipararse en euskera a diputado lo que bajo mi punto de vista es lástima que no pueda asimilarse a “Diputación”. Porque esa es mi opinión sobre la forma y el fondo del comportamiento de esa institución que desde su origen –y sigue– ha sido el Gobierno de Bizkaia. Y lo digo porque se comportan como, por ejemplo, el Gobierno de Corea del Norte, de forma absolutista, poseedores de un poder que sólo su partido controla, haciendo y deshaciendo a su antojo sin dignarse dar explicación alguna de sus actos al pueblo soberano. Dos últimos ejemplos recientes confirman esa afirmación de absolutismo.

El ex alcalde de Iurreta dimitió a través de una almibarada declaración que no se ajustaba a la realidad ni por el forro ya que el motivo real de su salida no fue otro que dos sentencias judiciales del pasado año que le declaraban culpable de “desviación de poder” por haber despedido a la secretaría municipal de manera fulminante con razones de perogrullo y por email, ya que se había convertido para él en un molesto grano al haber desvelado numerosas irregularidades en el Consistorio. La  sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco obligaba a reincorporar a la secretaria en su puesto de trabajo y a pagarle todos los salarios no percibidos durante el tiempo que estuvo despedida (la broma ha costado a los contribuyentes de Iurreta más de 200.000 €). En resumen, la  actuación del ex alcalde bien se puede calificar a lo largo de su trayectoria, con el broche de ese despido improcedente, como de “un pan como unas hostias”.

El segundo ejemplo es la defenestración de la directora del Palacio de Congresos Euskalduna de Bilbao tras marcar el pasado año el récord de ingresos del mismo, sin que tal acción haya supuesto ni el más mínimo comentario acerca de esa decisión, si bien resulta que el sustituto, como siempre señalado a dedo entre los fieles de su partido, ha recaído en un señor que siempre ha vivido de la política y que en su currículum no se ha cortado un pelo al señalar (sic) que “tiene estudios de derecho” expresión que bien puede significar en el más imaginativo supuesto que “pagó la matrícula de acceso a la universidad, se sentó al inicio de curso en su pupitre, abrió un libro de texto, se acojonó de la complejidad de su contenido, salió por patas del recinto y nunca más se supo de él”. Ya está bien de esos intentos de pensar a este tipo de maquilladores de currículum que el mundo que les rodea está compuesto íntegramente por personas a las que les falta un hervor.

Y ¿qué ha pasado con el ex alcalde de ese pueblo del Duranguesado?. Pues que la Diputación, que ni habrá sentido la necesidad de taparse la nariz, le ha promocionado a un puesto de director de un chiringuito –uno de los cientos que entre el Gobierno Vasco y las Diputaciones tienen montados– en premio no a su ejecutoria profesional de la que la Justicia ha dado buena cuenta, sino como premio a su fidelidad al partido que ha sido el sostén de su vida.

Pues estos son, señoras y señores los dos últimos ejemplos que me llevan a afirmar que nuestra Diputación se parece en su fondo y formas a un gobierno absolutista como un huevo a otro.

 

Rafael Hidalgo

Artículos: 141
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando...

durangon.com webguneak ez du uzten gorrotoa, mespretxua edo diskriminazioa sustatzen duten edukiak argitaratzen, jaiotza, arraza, sexu, erlijio, nazionalitate, iritzi edo bestelako inguruabar pertsonal edo sozialengatik.

Izen propioei erreferentzia egiten dieten eta ohorerako eta intimitaterako eskubidearen aurkako iruzkinak ezabatuko dira. Irain eta iruzkin guztiak ere zuzenean ezabatuko ditugu, baldin eta iraingarriak, kalumniatzaileak edo indarreko legeria hausten badute.

Gehiago irakurri


durangon.com no permite la publicación de contenidos que de forma manifiesta fomenten el odio, el desprecio o la discriminación por motivos de nacimiento, raza, sexo, religión, nacionalidad, opinión o cualquier otra circunstancia personal o social.

Se eliminarán todos los comentarios que hagan referencia a nombres propios y atenten contra el derecho al honor y a la intimidad. También borraremos directamente todos los insultos y los comentarios que puedan resultar injuriosos, calumniadores o que infrinjan la legislación vigente.

Leer más

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados