IRATXE LEJARRETA | COOPERANTE

“En Kenia hay colegios con portátiles y tablets pero sin electricidad para poder usarlos”

Iratxe-Lejarreta-KeniaIratxe-Lejarreta-KeniaLa berriztarra Iratxe Lejarreta ha descubierto una Kenia llena de contrastes. Tras un mes de trabajo como cooperante, ha comprobado que el país africano padece de carencias básicas, como agua corriente o electricidad. En cambio, nunca había visto tal cantidad de sonrisas y muestras de alegría. Como para exportar a todo el primer mundo.

Esta es la primera experiencia de Lejarreta en un campo de trabajo en el extranjero, aunque ya había participado en varios dentro de Euskadi. Profesora de Maristak Durango, aprovechó la oportunidad que la dio la ONG SED, vinculada al centro, para formar parte de este proyecto.

“El objetivo ha sido desarrollar un programa educativo, principalmente en cuanto a la construcción de escuelas y de tanques de agua en los centros”, explica. “A lo largo de este mes hemos visitado un montón de colegios y puesto en práctica actividades artísticas, lúdicas o deportivas. Y también hemos incidido en la formación digital y en igualdad de género”.

Carencias básicas

Como a toda persona procedente de Europa, una de las cosas que más ha llamado su atención ha sido la falta de infraestructuras básicas. “Se les ve felices y da la impresión de que viven bien, dentro de sus posibilidades. Pero carecen de bienes esenciales, como agua corriente. Tienen que ir a algún lago cercano a por ella, y en el camino se les va el día”, explica.

Una situación que genera hechos “absurdos”, como el intento del gobierno keniano por desarrollar un currículo digital en los colegios “a los que se envía cierto número de portátiles o tablets, pero sin disponer de electricidad. Nos encontrábamos con que tenían todo el material metido en una caja sin poderlo usar”, relata.

Resignación

Pese a ello, los “numerosos” niños y niñas que pueblan las comunidades que han visitado derrochan buen humor. “Son muy amables, te agradecen cualquier detalle que tengas con ellos. Basta con les dejes pintar o puedan usar cualquier material para ver cómo lo valoran”, añade Lejarreta.

Como punto negativo, destaca que ha percibido cierta “resignación”. “En la zona en la que hemos trabajado reciben mucha ayuda exterior y eso, de alguna forma, les está haciendo dependientes. Respetan mucho sus tradiciones, pero eso no debe estar reñido con progresar. Ven Europa como una salida, pero nosotros insistíamos en que deben crear esa realidad en su propia tierra”.

Una tarea ardua y larga, en la que Lejarreta quiere seguir colaborando. “El próximo verano intentaré ir de nuevo, pero no quiero esperar hasta entonces para cooperar con ellos”, afirma. “Mi idea es mantener el contacto todo el año e ir planteando proyectos, para adelantar trabajo desde aquí”.

Durangon Whatsapp
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando...

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar