Friso
Friso
Friso
Friso

Todo saldrá

Adiós a 2020. El año del desastre ha finalizado. Pero sólo el año. El desastre sigue aquí. No sabemos lo que nos va a deparar 2021. Con la llegada de las primeras vacunas, parece que hemos empezado a ver algo de luz al final del túnel. Hemos iniciado un año de esperanza. Pero debemos seguir siendo cautos. No podemos predecir lo que nos traerá este año que acabamos de iniciar.

“Todo saldrá bien”, nos dijeron cuando comenzó el primer estado de alarma y nos confinaron. Era el mensaje que nos llegaba por todas partes durante aquellos días en los que los trabajadores y las trabajadoras del sector cultural llenaron las redes sociales con su trabajo. Nos regalaron todo su arte, para ocupar nuestro ocio y ayudarnos en una situación tan dura. Para sanarnos y no dejarnos caer en las otras enfermedades que ha traído consigo la pandemia (depresión, ansiedad, miedo…), y para alimentarnos, porque la cultura es alimento para el alma.

Fue en aquellos días cuando Protección Civil de la Generalitat de Catalunya tuiteó: “Todo saldrá bien”. Un tweet con el que intentaron sembrar esperanza, pero que, lejos de ello, generó polémica. La exdiputada de la CUP Mireia Boya respondió que ese mensaje era “una mierda infantilista”. Protección Civil acabó pidiendo disculpas. Mientras los músicos daban conciertos gratuitos y las compañías teatrales publicaban sus representaciones en abierto a través de la red, algunos políticos estaban iniciando su guerra particular. Ahí empezamos a tomar consciencia de que nada podría salir bien.

Iñigo Cobo, junto al reparto de la obra.

Esa anécdota la recoge ‘Todo saldrá bien’, un magnífico texto teatral del dramaturgo Iñigo Cobo que, durante las últimas semanas, él mismo ha dirigido y ha sido representado por un grupo de actores y actrices de la Gazte Konpainia en Pabellón 6. La obra se ambienta en 7 días concretos del año 2020, que pasan por la semifinal de la Copa del Rey que enfrentó al Athletic y al Granada en marzo, la vuelta al cole y la huida de Juan Carlos I al extranjero. Un montaje teatral cuyo objetivo ha sido dar una respuesta escénica a la crisis sanitaria y reflexionar sobre la situación, a través de distintos personajes y de sus vivencias personales. Los protagonistas evolucionan a lo largo de la obra, a medida que avanza la pandemia y meditan no sólo sobre la crisis sanitaria, sino también sobre las otras crisis que estaban ahí y ahora se han hecho aún más evidentes.

Todo saldrá ¿bien?

Los personajes también recapacitan sobre los carteles, con el lema “todo saldrá bien”, que llenaron de color los balcones, aquellos espacios en los que la ciudadanía ofrecía al personal sanitario aquel sonoro aplauso que con el tiempo se fue acallando. Los protagonistas sienten rechazo hacia esas palabras que, en un principio, pudieron albergar esperanza, porque hemos visto que nada ha salido bien. Esa frase, ahora, incluso puede generar temor en algunas personas. Y es que, cuando alguien te dice que todo saldrá bien, lo más probable es que nada vaya a salir bien. Consideran que lo más correcto sería decir: “saldrá”. Porque bien o mal, saldrá. Y es que, si alguien te dice que todo saldrá bien, miente. Miente porque “esa persona no puede saber si saldrá bien o no”. Cuando comenzó la pandemia, “nadie podía ver el futuro”, afirma uno de los personajes.

Ahora, con la llegada del nuevo año nos hemos visto ante una situación similar, con todos esos mensajes al más puro estilo Mr. Wonderful que nos han ido llegando por distintas vías. Pero son ficción, porque, ahora, igual que entonces, nadie puede ver el futuro. Saldremos. Bien o mal, antes o después, saldremos. Aquí está 2021. Un nuevo año. No sé si será bueno o malo, pero de lo que sí estoy seguro es que, con cultura, será más llevadero.

 

David Hernández es periodista.

Artículos: 14
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (12 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando...

durangon.com webguneak ez du uzten gorrotoa, mespretxua edo diskriminazioa sustatzen duten edukiak argitaratzen, jaiotza, arraza, sexu, erlijio, nazionalitate, iritzi edo bestelako inguruabar pertsonal edo sozialengatik.

Izen propioei erreferentzia egiten dieten eta ohorerako eta intimitaterako eskubidearen aurkako iruzkinak ezabatuko dira. Irain eta iruzkin guztiak ere zuzenean ezabatuko ditugu, baldin eta iraingarriak, kalumniatzaileak edo indarreko legeria hausten badute.

Gehiago irakurri


durangon.com no permite la publicación de contenidos que de forma manifiesta fomenten el odio, el desprecio o la discriminación por motivos de nacimiento, raza, sexo, religión, nacionalidad, opinión o cualquier otra circunstancia personal o social.

Se eliminarán todos los comentarios que hagan referencia a nombres propios y atenten contra el derecho al honor y a la intimidad. También borraremos directamente todos los insultos y los comentarios que puedan resultar injuriosos, calumniadores o que infrinjan la legislación vigente.

Leer más

5 Comentarios

  1. Elkano
    1
    5

    «Y si tienes hijos, lo importante no es el estado en que les dejes la nave, sino la clase de navegantes que vas a dejar en ella. 😉», dice Don Fernando. El problema, estimado señor, es que los buenos marineros como tales, no sirven para nada si no existe barco en la que navegar, que es lo que le pasará a la nave Tierra al paso que vamos.

    Deja una Respuesta
    1. Magallanes
      2
      1

      ¿Y a tí qué más te da? ¿Vas a vivir eternamente? Los dinosaurios también se extinguieron.

      Deja una Respuesta
  2. Elkano
    1
    5

    «Certamente e la nave va», pero son las vías de agua tan importantes como consecuencia de la ignorancia, la inacción, los intereses bastardos de la clase política y la actitud incomprensible de una buena parte de la gente, que cada vez – visto lo visto – tengo más serias dudas acerca que esta nave, la Tierra, llegue a buen puerto.

    Deja una Respuesta
    1. Magallanes
      2
      3

      ¿Vas a navegar eternamente, Elkano?
      Dentro de cien años todos igual, así que, no sé a tí, pero a mí me va a importar un bledo a qué puerto se dirija la nave. Y si tienes hijos, lo importante no es el estado en que lea dejes la nave, sino la clase de navegantes que vas a dejar en ella. 😉

      Deja una Respuesta
  3. El pescado está vendido
    2
    0

    Todo saldrá porque todo lo que entra sale. Es la teoría, al menos. 😉
    Fíjate en la Casa Blanca, el ocupa no quería salir pero al final ya ha empezado la mudanza.
    Año 2020 año Covid, año 2021 yo me vacuno, año 2022 las campanadas con Pedroche y el fantoche. Et la nave va…

    Deja una Respuesta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar