Friso
Friso
Friso
Friso

Proteger a los niños y niñas que migran solos

Pensábamos que en Euskadi habíamos aprendido de nuestros errores y habíamos avanzado lo suficiente como para que nunca llegase la ultraderecha. Sin embargo, hay quienes han caído en las garras del fascismo.

En realidad, dudo de si lo han hecho ahora o eran fascistas reprimidos, escondidos en el armario, esperando que un partido como Vox les devolviera las alas para mostrar con orgullo todo el odio que llevan dentro. Odio hacia la diversidad, odio hacia la democracia, odio hacia quienes buscan un modelo de sociedad más justo y equitativo, odio hacia la libertad de toda aquella persona que no piense como ellos, odio hacia las personas sin recursos, odio hacia quienes huyen de sus países en busca de una vida digna y, más aún, si esas personas son menores de edad.

Ahí están. En la calles y en las instituciones. En nuestras instituciones. En el propio Parlamento Vasco, desde donde escupen su odio e intentan levantar muros contra quienes no son como ellos, incluso contra niños y niñas. Especialmente, contra niños y niñas. Para eso utilizan su escaño.

Los discursos de odio contra los menores migrantes suponen un grave peligro para su integridad. No podemos permitir que los niños y niñas que migran solos sirvan de diana para los discursos de la ultraderecha

Estos días hemos escuchado a la portavoz parlamentaria de Vox, Amaia Martínez, protestar por la decisión de Euskadi de acoger a 8 niños y niñas como consecuencia de la crisis humanitaria en Ceuta. Y no conforme con eso, no se le ha ocurrido nada más que decir que “la mayoría” de esos niños y niñas “acabarán siendo delincuentes”.

Estamos ante una situación de emergencia en la cual las primeras víctimas son las personas menores sin referencia familiar. Por eso, era necesario dar una respuesta rápida y eficaz por una mera cuestión humanitaria, una cuestión de derechos humanos.

El Gobierno Vasco debe favorecer una acogida efectiva e integral para los niños y niñas que lleguen a Euskadi. Por eso, es necesario reforzar el sistema de acogida vasco de forma integral. Hacen falta nuevas medidas como fortalecer el servicio Aholku Sarea, apostar por una mayor contratación de traductores e intérpretes y elaborar campañas de sensibilización.

Nazca en Abadiño o en El Aaiún, un niño seguirá siendo un niño, y debemos protegerlo. Es nuestro deber como sociedad.

Estamos ante un drama humanitario que va en aumento. Ha pasado poco más de un mes desde que un joven, que había llegado solo a Euskadi siendo menor, se suicidó en un piso tutelado del Gobierno Vasco. Una muestra más de la urgencia de mejorar el sistema de protección para la infancia y la juventud migrante. Es necesario reforzarlo y ampliarlo.

Los discursos de odio contra los menores migrantes suponen un grave peligro para su integridad. No podemos permitir que los niños y niñas que migran solos sirvan de diana para los discursos de la ultraderecha. Por eso, debemos frenarlos, crear campañas de sensibilización y mejorar el sistema de acogida.

Nazca en Abadiño o en El Aaiún, un niño seguirá siendo un niño, y debemos protegerlo. Es nuestro deber como sociedad.

David Hernández es periodista.

Artículos: 14
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (16 votos, media: 4,19 sobre 5)
Cargando...

durangon.com webguneak ez du uzten gorrotoa, mespretxua edo diskriminazioa sustatzen duten edukiak argitaratzen, jaiotza, arraza, sexu, erlijio, nazionalitate, iritzi edo bestelako inguruabar pertsonal edo sozialengatik.

Izen propioei erreferentzia egiten dieten eta ohorerako eta intimitaterako eskubidearen aurkako iruzkinak ezabatuko dira. Irain eta iruzkin guztiak ere zuzenean ezabatuko ditugu, baldin eta iraingarriak, kalumniatzaileak edo indarreko legeria hausten badute.

Gehiago irakurri


durangon.com no permite la publicación de contenidos que de forma manifiesta fomenten el odio, el desprecio o la discriminación por motivos de nacimiento, raza, sexo, religión, nacionalidad, opinión o cualquier otra circunstancia personal o social.

Se eliminarán todos los comentarios que hagan referencia a nombres propios y atenten contra el derecho al honor y a la intimidad. También borraremos directamente todos los insultos y los comentarios que puedan resultar injuriosos, calumniadores o que infrinjan la legislación vigente.

Leer más

2 Comentarios

  1. Evaristo
    7
    5

    En efecto, nazca en Abadiño, en San Cristóbal de Chiapas o en Tetuán, un niño es un niño y puede que el mena esté en mayor peligro que cualquiera del resto de nuestros hijos, hijas, nietos o nietas lo que no significa que estos últimos citados no lo estén. Lo que comenta «peligro» no va muy descaminado.

    Deja una Respuesta
  2. peligro
    10
    5

    Querido David. No hace mucho en este pais se robaban niños en hospitales y clinicas al nacer. En este pais el clero ha abusado de menores en infinidad de internados, colegios, etc. Por no mencionar el maltrato actual al que estan sometidos los menores (que tu conocerás mejor que yo). Es decir, cuando hablamos del menor no está unicamente en peligro el mena, si no el local tambien, lo cual muchas veces se nos olvida, quizas porque el media prefiere desviar informacion hacia aquello que no sea local…ya me entiendes.

    Deja una Respuesta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar