Amamas y aitites en rebeldía

No son yayoflautas de Barcelona, aunque seguro que también ellos y ellas están en pie de protesta, son aitites y amamas de Durango, de Amorebieta y de toda Euskal Herria que se han hartado de soportar subidas de sus pensiones muy por debajo de la subida del precio de la vida. Que en realidad sus pretendidas subidas son recorte tras recorte año tras año, y van no sé cuántas.

En Bilbao son miles a la puerta del Ayuntamiento, algo parecido en Donostia y en Gasteiz, y en los pueblos centenares, cincuenta, veinte, según sea de grande el pueblo. Llevan ya varios lunes plantándose a las 12 del mediodía a la puerta de los Ayuntamientos para expresar su protesta.  En mala hora la ministra Fátima Báñez apareció en televisión y en los medios informativos anunciando que la subida de este año sería de un 0,25%. Muchos periodistas se apresuraron a replicar que esa subida queda muy por debajo de la subida de los precios y del coste de la vida.

A la aparición de Fátima Báñez siguió espontáneamente, con el silencio de todas las centrales sindicales y partidos políticos como telón de fondo, una oleada de concentraciones de viudas, pensionistas y jubilados a las puertas de los ayuntamientos de todo el Estado. Algunos con sus pancartas elaboradas en casa, otros a cuerpo, en silencio, sin consignas que gritar.

Y los comentarios entre los concentrados pasando de las historias de Bankia, del agotamiento de la Caja de pensiones de la Seguridad Social, de las ganancias multimillonarias de la banca española, de las Cajas B y de la corrupción, del abismo cada vez más hondo y más separado que separa a unos pocos multimillonarios cada vez más multimillonarios, frente a los asalariados, desempleados, viudas, jubilados, trabajadores emigrantes,  cada vez más hundidos en recortes a diestro y siniestro. O de los paraísos fiscales, o de los Rodrigos Ratos y Correas, Urdangarines y Pujoles y los del Palau de la Musica de Barcelona…

En muchos casos en que los hijos o nietos de estos jubilados están en paro o cobran sueldos y ayudas de miseria son las pensiones de los jubilados las que se estiran para mantener a toda la descendencia…

Y ya de paso de la industria de carne de cerdo y de los africanos sin contrato ni seguridad social ni derecho a la baja por lesión en el trabajo que cuidan a estos animales, los sacrifican, los despiezan, etcétera etcétera, tal como ha contado Jordi Evole hace unos días.

Según informó El Correo el 4 de febrero, a un concentrado delante del Ayuntamiento de Bilbao se le previno de que le podía caer una multa de 60.000 euros por liderar aquella concentración. El susodicho concentrado respondió que la pagaría, si se producía, con la subida de la pensión de este año 2018.

¡Cuidado con los yayoflautas!

Durangon Whatsapp
Honorio Cadarso

Honorio Cadarso es periodista

Artículos: 339
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

6 Comentarios


  1. Fatal error: Allowed memory size of 134217728 bytes exhausted (tried to allocate 1250544 bytes) in /var/www/vhosts/durangon.com/httpdocs/wp-includes/wp-db.php on line 1185