El Kobika de Durango gana el palillo de oro en el Concurso de Pintxos de Bizkaia

El Kobika de Durango gana el palillo de oro en el Concurso de Pintxos de Bizkaia

El ‘Huevo carbonizado’ presentado por los hermanos Kortabitarte ha sido merecedor del Palillo de Oro en el XVII Concurso de Pintxos Bilbao-Bizkaia. Los regidores del restaurante Kobika de Durango también se han alzado con el tercer premio en el apartado de Pintxo con anchoa, mismo galardón que ha obtenido el Urtza de Amorebieta en la categoría libre con sus ‘Mejillones en lata’.

La propuesta del Kobika ya triunfó en el pasado Campeonato de Euskal Herria, donde se llevó el Premio del Público y una Mención Especial del jurado. El pintxo se basa en los clásicos ‘huevos rotos’, plato que ya formaba parte de la carta del restaurante. La receta fue adaptada a un vaso de chupito que porta a un huevo pasado por agua cubierto por una crema de jabugo y un falso carbón de patata ahumado con virutas de haya.

El ‘huevo carbonizado’ se presenta cubierto por una cúpula de cristal ahumada que al retirarla “deja un olor a brasa y aporta ese toque de show que gusta tanto al público”, ha explicado Iñigo Kortabitarte. Junto a su hermano Koldo, también se adjudicó el Palillo de Bronce en la categoría de ‘Pintxos con anchoa’ con un microbocado que incluye dados de paella, mayonesa de aguacate y una esfera de marisco “que estalla en la boca”.

Esta es la cuarta ocasión en la que el Kobika participa en este concurso, donde ya logró un tercer premio en una anterior edición. “Estamos muy contentos con el resultado, sobre todo viendo cómo sube el nivel año tras año. Cada vez hay más demanda de un tipo de comida informal, de pequeño formato y que aporte un poco de espectáculo, y eso provoca que el número de restaurantes participantes sea mayor y que la competencia sea más dura”, han comentado.

Otro Palillo de Bronce para el Urtza

Entre los 59 establecimiento que tomaban parte en el certamen, también se encontraba el Urtza de Amorebieta que, al igual que el Kobika, pasó entre los siete finalistas por cada categoría. Los aspirantes tuvieron que preparar sus creaciones en la Escuela Superior de Hostelería de Artxanda ante el jurado, entre los que se encontraba Jabier Gartzia, del restaurante Boroa.

Los ‘Mejillones en lata’ de Julen Baz, que ya se distinguieron en la ruta de pintxos Jan Alai zornotzarra, fue designada como tercera mejor propuesta en el apartado libre. El chef del Urtza también fue finalista en la otra categoría con su creación ‘Antxoa de interior’.

Durangon Whatsapp
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar