Friso
Friso
Friso
Friso

San Agustinalde, ¿plaza o paso?

Con motivo de la Semana europea de la movilidad sostenible, se ha procedido a cerrar al tráfico durante un fin de semana las calles San Agustinalde y Barandiaran como experiencia piloto de cara a su futura transformación como calles de “bajas emisiones” con el mismo sistema que se viene haciendo en Zumalakarregi.

En mi opinión, antes de tomar una decisión como esta, convendría sopesar qué ganamos o perdemos con esta medida en este espacio concreto. Tal y como funciona en la actualidad la zona de bajas emisiones en Zumalakarregi, su gestión pasa por cerrar al tráfico mediante un control de acceso situado a la altura del portal número 1 de la calle San Agustinalde, desde el sábado al mediodía hasta la madrugada del lunes. En este espacio de tiempo, las 41 plazas de aparcamiento existentes entre ese punto y toda la calle Zumalakarregi deben de quedar desalojadas, y el paso de vehículos queda cortado, excepto para los residentes del casco viejo, taxistas, que tienen su parada allí, y usuarios de los garajes privados.

La gestión de este sistema de zona de bajas emisiones conlleva ciertas dificultades. Un control de acceso mediante bolardo que se gestiona con tarjetas de residente, y que tiene un alto coste de mantenimiento por sus constantes averías. La guardia que el servicio de grúa tiene que prestar para retirar todos los sábados los últimos vehículos que por desconocimiento o despiste están aparcados después de la hora límite. Y el necesario paso de vehículos que por las razones ya explicadas no permiten crear un espacio totalmente libre de tráfico.

Propongo que tomemos en consideración la posibilidad de convertir San Agustinalde en una plaza pública peatonal cerrándola al tráfico de forma definitiva

Como contrapartida, disfrutamos durante apenas 36 horas de un espacio libre de coches estacionados, y con unas emisiones reducidas gracias a las restricciones al paso de vehículos. Ahora bien, la liberación del espacio por la retirada de los vehículos no supone un aporte relevante para el uso del mismo en otras actividades, ya que el corto lapso de tiempo (36 horas) complica la realización de eventos culturales, de ocio, o deportivos, que precisen de un montaje y desmontaje de la infraestructura necesaria para su desarrollo.

Teniendo en cuenta estos elementos, la ampliación del área de bajas emisiones a San Agustinalde y Barandiaran supone la ampliación de los mismos. Sobre el aparcamiento en calle, la supresión de 18 plazas en Sanagustinalde y 36 en Barandiaran, con las consiguientes complicaciones para que el servicio de grúa atienda todo el área que pasaría de 41 a 95 plazas de aparcamiento a despejar.

Sobre el acceso restringido, al situar necesariamente el control de acceso en el cruce con Galtzareta suma, además de los vecinos del Casco Viejo y los garajes de Zumalakarregi, todos los garajes de Barandiaran, que recordemos que es una calle construida sobre un enorme aparcamiento. En definitiva, las emisiones bajarán en esas 36 horas que dura la transformación y, al igual que observamos en el caso de Zumalakarregi, el espacio físico liberado da poco juego para el uso comunitario.

Desde el punto de vista del aparcamiento, este modelo supondría la pérdida definitiva de 18 plazas en San Agustinalde pero la recuperación de 41 los fines de semana en Zumalakarregi.

Llegado a este punto, propongo que tomemos en consideración la posibilidad de convertir San Agustinalde en una plaza pública peatonal cerrándola al tráfico de forma definitiva. Este es un espacio de características singulares, ya que al estar franqueado por el río a un lado y una hilera de edificios históricos de titularidad pública por el otro, ofrece un espacio de esparcimiento y realización de actividades públicas único en todo el pueblo. Un espacio que en estos momentos está condenado a ser simplemente calle de paso.

Cerrar al tráfico San Agustinalde puede parecer complicado si sirve de acceso a  muchos sitios, pero tiene una solución sencilla cambiando el sentido de la calle Barandiaran. Con este simple cambio, y dejando libre acceso a Zumalakarregi, sin el cierre de los sábados, se soluciona el acceso a Zumalakarregi y Casco Viejo, sin pasar por San Agustinalde. De hecho, cuando se construyó la calle Barandiaran, se impuso esa dirección, y a los garajes privados se accedía desde Herriko Gudarien, con salida por San Agustinalde dirección Zumalakarregi.

Desde el punto de vista del aparcamiento, este modelo supondría la pérdida definitiva de 18 plazas en San Agustinalde pero la recuperación de 41 los fines de semana en Zumalakarregi. Por el contrario, con la futura ampliación de la zona de bajas emisiones a Barandiaran y Sanagustinalde, no se perdería ninguna plaza de aparcamiento de forma definitiva, pero sí 95 plazas cada fin de semana.

Para finalizar, convertir San Agustinalde en plaza pública libre de tráfico supondría una ampliación de la zona peatonal del Casco Viejo, cohesionándola con la calle, también peatonal, Bruno Mauricio Zabala, así como con el parque Benita Uribarrena.

Es San Agustinalde, desde mi humilde opinión, el espacio urbano más bonito y con más encanto de todo Durango, y creo que es tiempo ya para que nos preguntemos si no se merece pasar a ser una plaza para el disfrute de todos, o un pasillo para el tráfico y unos pocos coches aparcados.

Durangon Whatsapp
Alberto Uriguen

Alberto Uriguen

Artículos: 30
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 3,00 sobre 5)
Cargando...

4 Comentarios

  1. Avatar
    koiki
    7
    0

    Como residente en San Agustín, solo puedo decir que me parece una gran idea.
    Coincido en que es una de las zonas mas bonitas de Durango (rio, lavaderos y museo).
    Hacerlo peatonal mejoraría la zona considerablemente quedando una zona de paseo única
    Además, el ayuntamiento, podría adecentar los lavaderos que están en los bajos de las casas y que son bastante excepcionales por otro lado.
    Para terminar, indicar que URA debería limpiar el curso del rio ya que esta en una situación deplorable.
    Cuando haya una inundación, nos llevaremos las manos a la cabeza
    Quedaría una zona de paseo única

    Deja una Respuesta
  2. Avatar
    Hasta el coño
    9
    12

    Ni plaza, ni paso. Un huerto biológico lleno de hierba, tierra, flores, calabazas, pepinos, puerros, habas, etc. en lugar de todo el cemento que se ve en la foto. No queremos más CEMENTO dentro del pueblo, ¡coño!.

    Deja una Respuesta
  3. Avatar
    Miren
    19
    2

    El plan puede estar bien si va unido al uso público del antiguo Hospital.
    Se dijo en el programa electoral que sería un espacio de uso para los vecinos y estaría bien que se presentarán los proyectos para ese espacio y para los otros que también se prometian.

    Deja una Respuesta
  4. Avatar
    Markel
    15
    5

    No me gusta, la solución que propones es a costa de volver a meter todo el tráfico por Ezkurdi todo el fin de semana. Avanzar en un lado y retrocerder en otro no me parece la mejor salida.

    Deja una Respuesta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar