Friso
Friso
Friso
Friso

Como el rabo del perro

Escalada en el País Vasco en el parámetro de infectados por cada 100.000 habitantes, en el de RO que indica el promedio de contagios que genera una persona afectada, en el de positividad que representa el % de casos positivos sobre las personas controladas y el del número de muertes que al 14 de octubre suman ya 2.003.

Osakidetza ante esta evolución manifiesta como única reacción a esa preocupante escalada, que es debida al «contagio navarro» y «llama a la población a estar vigilantes ante la evolución ascendente de esos parámetros», en tanto que el portavoz del Gobierno Vasco indica que «no se contempla de momento la implantación de un estado de alarma».

Pues me parecen unas manifestaciones, por decirlo de manera suave, tan tibias como toda la actuación que se ha desarrollado aquí desde el inicio de la pandemia que se puede resumir en aplicar paños calientes y además tarde, y por si eso fuera poco, siempre por detrás de los acontecimientos, como el rabo de los perros. Han existido, y todavía, dos formas para atajar el  desarrollo del virus.

Una, ofensiva, activa, en la que primaba la salud de la población sobre la economía, como  es la de echarse sobre la yugular del virus adoptando  medidas agresivas y rápidas, que es lo que ha hecho  Nueva Zelanda que con 5 millones de habitantes ha tenido 21, si 21, muertes por coronavirus en tanto que  nosotros llevamos los 2.003 citados para una población  del orden de 2,2 millones.

Y la otra, la que apostaba claramente como objetivo principal el no perjudicar excesivamente la economía a costa de la salud de la  ciudadanía, contemporizando con el virus a través de medidas insuficientes además de tardías.

Esta última, a la vista está, ha sido la forma de afrontar aquí el problema y sigue siendo la tónica general en todos los países occidentales que parece que han olvidado que no es posible hacer tortillas sin romper huevos y así nos va.

Durangon Whatsapp
Rafael Hidalgo

Rafael Hidalgo

Artículos: 48
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando...

durangon.com webguneak ez du uzten gorrotoa, mespretxua edo diskriminazioa sustatzen duten edukiak argitaratzen, jaiotza, arraza, sexu, erlijio, nazionalitate, iritzi edo bestelako inguruabar pertsonal edo sozialengatik.

Izen propioei erreferentzia egiten dieten eta ohorerako eta intimitaterako eskubidearen aurkako iruzkinak ezabatuko dira. Irain eta iruzkin guztiak ere zuzenean ezabatuko ditugu, baldin eta iraingarriak, kalumniatzaileak edo indarreko legeria hausten badute.

Gehiago irakurri


durangon.com no permite la publicación de contenidos que de forma manifiesta fomenten el odio, el desprecio o la discriminación por motivos de nacimiento, raza, sexo, religión, nacionalidad, opinión o cualquier otra circunstancia personal o social.

Se eliminarán todos los comentarios que hagan referencia a nombres propios y atenten contra el derecho al honor y a la intimidad. También borraremos directamente todos los insultos y los comentarios que puedan resultar injuriosos, calumniadores o que infrinjan la legislación vigente.

Leer más

5 Comentarios

  1. Avatar
    JET
    0
    0

    Muy acertado su análisis, Rafael.
    Feliz día.

    Deja una Respuesta
  2. Avatar
    Rafael Hidalgo Segurola
    4
    0

    Agradezco A. el tono respetuoso de tu discrepancia, cosa poco habitual en esta sección de comentarios y coincido contigo en que en algunos aspectos no se puede comparar al archipiélago neozelandés con Euskadi, ya que cerrar fronteras en esas circunstancias no requiere grandes dificultades si existe la voluntad política de hacerlo, pero en lo que si podemos compararnos es en que salvo en ese punto, la actuación de ese país en lo que se refiere a haber actuado con rapidez y contundencia, es decir con eficacia, unidad, empatía, priorizando la salud y comunicando bien, son elementos que si eran perfectamente trasladables a nuestra Comunidad.

    Deja una Respuesta
    1. Avatar
      A.
      9
      0

      Rafael, creo que expresas deseos- -eficacia, unidad, empatía- que de momento no se han visto.Me parece que nuestros políticos quieren equilibrar economía y salud, y es muy difícil.
      Como no tengo ninguna responsabilidad política me atrevo a proponer algo , yo diría a los ciudadanos: provéanse de todo lo necesario para quedarse en casa durante quince días, alimentos, productos de higiene…un listado con lo básico. Durante ese tiempo se cierra todo, excepto empresas estratégicas. Que nadie salga. Lo que realmente se necesite, sobre todo fármacos, se lo llevarán a casa las personas que el gobierno designe. Nada de mercancías por internet. Que estén en la calle los imprescindibles: sanitarios, bomberos, policías, y extremando las medidas entre ellos.
      Todo cerrado, incluso lo que estuvo abierto durante el confinamiento. Hibernar durante quince días.
      Después, permitir salir gradualmente a la población ( primero un 10% luego 20%…), cerrar las fronteras y controlar que las personas que entren no vengan con el virus, hacer cuarentenas.
      He dicho quince días o el tiempo que estimen los expertos.
      Es mejor ponerse un día rojo que mil amarillo.

      Deja una Respuesta
  3. Avatar
    Elcano
    1
    0

    14.49 h. de hoy 23 de octubre de 2.020. Urkullu pide a Sánchez un estado de alarma para Euskadi ante la escalada de contagios por coronavirus, si bien, reclama que el mando y gestión del marco sea delegado a la comunidad autónoma.

    Deja una Respuesta
  4. Avatar
    A.
    1
    0

    Rafael, Nueva Zelanda no creo que sea comparable a ningún otro país. Aparte, de las medidas estrictas que tomó; cerrando fronteras, sobre todo y controlando la movilidad interior de diferentes maneras, tiene una economía potente. Hay que tener en cuenta que está a más de 4000 kilómetros del país más cercano.

    Deja una Respuesta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar