“Estoy orgulloso de haberte conocido”

Le conocí un día en el que, como otro cualquiera, mi secretaria me dijo que tenía a los curas del Santuario esperando para hablar conmigo.

Ahí estaba Joseba, el más sonriente y de aspecto más bonachón. Tenía una sonrisa especial, tan especial que nunca dejaba entrever su estado de ánimo. Y la mantenía consiguiera o no aquello por lo que había venido a hablar conmigo. Parece que estoy escuchándolo: “Gracias, José Luis. Haz lo que puedas”.

Tenía la rara habilidad de conseguir de mí casi todo lo que se proponía. Hoy, cuando Joseba nos ha dejado, siento un gran vacío en mi corazón. Era un buen sacerdote y mejor persona.

Lamento hoy más que nunca no haber podido acudir a la comida de despedida que en días anteriores se le había organizado. Un compromiso familiar me lo impidió. Sin embargo, le pude saludar hace unos días en lo que fue nuestro último encuentro mientras cuidaba la huerta y yo hacía una visita de trabajo al Santuario.

Joseba, estoy orgulloso de haberte conocido. Allá donde estés, piensa que todos los que te conocimos te queremos y no te olvidaremos.

Un fuerte abrazo.

Durangon Whatsapp
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (7 votos, media: 2,00 sobre 5)
Cargando…

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close