Friso
Friso
Friso
Friso

Italia vuelve al pasado

¡Mamma mia! ¡Ma cos’è questa! ¡Que vienen, que vienen! Mussolini, dictador italiano de ideología fascista y aliado de Hitler con el que constituyó el pacto de las potencias del Eje en la II Guerra Mundial, estuvo al frente del poder político en Italia 21 años que son los que van desde 1922 hasta 1943, invadió Etiopía a la que bautizó con el nombre de Abisinia en 1.935 y allí permaneció hasta que en el contexto de la II Guerra Mundial los británicos los expulsaron del país.

El objetivo que perseguía Mussolini (y hete aquí que cabalga de nuevo) «era el de hacer una Gran Italia, idea que la recién ganadora de las últimas elecciones en ese país, la Sra. Meloni de clara ideología ultra derechista, comparte con la que tenía aquél visionario dictador que llevó a su país al gran desastre que supuso su alianza con Hitler.

Los lemas que ha escogido esta señora son los de «Dios, patria y familia» y «el cristianismo es la última esperanza de Europa», manifestando por otra parte que «Mussolini era un buen político, el mejor de los últimos 50 años».

Lidera Meloni su particular guerra de civilizaciones y Europa no sale de su asombro cuando ve que casi el 50 % han votado a Marie Le Pen en Francia, y que la extrema derecha sueca se ha convertido en la segunda fuerza política de Suecia, lo que pone claramente de manifiesto el fracaso rotundo de los políticos que están o han estado al mando en Francia y Suecia. Pero es que hay más. Resulta que en Polonia, Hungría y ahora Italia son la primera fuerza política, en tanto que en Estonia, Eslovaquia, Portugal y España son la tercera y todas tienen el mismo ideario. Nacionalismo identitario, por lo cual la UE les sobra, la xenofobia, el liberalismo económico, el supremacismo de la raza blanca, machistas y un largo etcétera.

Todo este resurgir de esos partidos ultras tiene su origen en numerosas causas. La ineficacia de los políticos cuyo objetivo primordial es hacerse con el poder para una vez en el hacer de su permanencia un deseo irrenunciable, (y de esos de los que ahora mandan hay muchos) y ese deseo les ha hecho perder de vista la idea de que los políticos están para servir y no para servirse, cuestión que ha llevado a los votantes a un desencanto que como el péndulo les ha conducido al otro extremo en su carrera. La falta de unión de las izquierdas cuyo objetivo está siendo contemplar con arrobo sus ombligos alimentando sus egos, perdiendo de vista que esa discusión de si son galgos o podencos nos puede conducir a una situación desastrosa. La ultra derecha ha visto, ha calibrado perfectamente esa falla en los actuales gobiernos «progresistas» europeos instalados en el poder y sin escatimar medios ni procedimientos, con una falta total de escrúpulos se ha lanzado a la conquista del poder.

Han explotado –a la voz de que con nosotros en el poder esas cosas no pasarán– todas las armas que estaban a su alcance. La crisis económicas recientemente pasadas, la inminente que está al llegar, la eclosión de inmigrantes, el covid, la negación del cambio climático y cómo no, la situación por la que pasa la política internacional y el infantilismo de todos aquellos votantes que se creen que esos iluminados van a mejorar el actual estado de cosas y que en definitiva han venido a salvarnos. Inocentes criaturas a la vez que incomprensibles, como lo es que un trabajador vote a ese tipo de partidos. Pues se van a enterar de lo que vale un peine.

La actual dirección del mayor partido de la derecha española, está liderado por un señor que se presenta como gestor y va a resultar que es como Franco que decía que él no se metía en política. Pero además de gestor en su tarjeta de visita se adorna con lo de moderado, es decir, gestor y moderado, pero no hasta el punto de que rechace una coalición con el partido que está (más todavía) a su derecha, si eso les facilita el acceso al poder en las próximas elecciones generales españolas. De modo que aviso a los navegantes del arco político progresista. Atención y mano al botón. Dejaros de chorradas y dedicaros a los fundamental.

Y una nota frívola para destensar el incierto futuro político que se avecina. Y como hemos empezado con Italia cerremos con la misma. Tienen fama los italianos de no ser gran cosa como combatientes y ellos reconociendo esa característica de su carácter lo razonan con el sano cinismo con el que adornan estas cosas terrenales (lo digo en italiano porque se entiende todo) diciendo que : «Un soldato in fuga è un soldato utile per la prossima battaglia», dicho lo cual se quedan tan anchos, como casi siempre.

 

Rafael Hidalgo

Artículos: 95
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando...

durangon.com webguneak ez du uzten gorrotoa, mespretxua edo diskriminazioa sustatzen duten edukiak argitaratzen, jaiotza, arraza, sexu, erlijio, nazionalitate, iritzi edo bestelako inguruabar pertsonal edo sozialengatik.

Izen propioei erreferentzia egiten dieten eta ohorerako eta intimitaterako eskubidearen aurkako iruzkinak ezabatuko dira. Irain eta iruzkin guztiak ere zuzenean ezabatuko ditugu, baldin eta iraingarriak, kalumniatzaileak edo indarreko legeria hausten badute.

Gehiago irakurri


durangon.com no permite la publicación de contenidos que de forma manifiesta fomenten el odio, el desprecio o la discriminación por motivos de nacimiento, raza, sexo, religión, nacionalidad, opinión o cualquier otra circunstancia personal o social.

Se eliminarán todos los comentarios que hagan referencia a nombres propios y atenten contra el derecho al honor y a la intimidad. También borraremos directamente todos los insultos y los comentarios que puedan resultar injuriosos, calumniadores o que infrinjan la legislación vigente.

Leer más

4 Comentarios

  1. LA PARTITOCRACIA O DEMOCRACIA

    Es mejor preguntarse por qué se llega a esta situación. Más reflexión sobre las causas y menos sobre los síntomas. La partidocracia actual ha traído la exploración de otras alternativas. Para muestra, se han repartido millones de euros para los partidos y se han subido sus señorías más de un 3% los sueldos con la que está cayendo

    Deja una Respuesta
    1. El autor del artículo responde

      ¿ A qué expectativas se refiere en su comentario? ? A las que dieron origen a la II Guerra Mundial que dejó del orden de 70 millones de victimas y una Europa desolada o a otras que están por descubrir por más que tiempo ha que nada hay nuevo bajo el Sol?. Coincido por otra parte con Ud. en que la partitocracia es un mal que pesa como una losa sobre la esperanza de lograr un mundo más justo, pero yendo al otro extremo del recorrido del péndulo, es decir pasar de la izquierda a la derecha -porque el péndulo no se detiene en la mitad de su recorrido – corremos el riego cierto de caer nuevamente en los cantos de sirena de una posición política que la experiencia demuestra donde nos ha llevado.

      Deja una Respuesta
      1. En respuesta a usted

        El régimen de Estado de partidos-como lo denominaron los juristas- se impusieron en Occidente gracias a EEUU después de la II Guerra Mundial. En estos regímenes se reconocen las libertades públicas pero no las libertades políticas, ya que éstas están en mano de los partidos políticos. Si la ciudadanía no tiene capacidad de decisión política, terminan por buscar cauces diferentes. Si los regímenes partitocráticos no se decantan por una democracia representativa, terminarán fagocitados por autocracias electorales.

        Deja una Respuesta
  2. Pasen y vean

    Ya nos explicarás a lo que te refieres cuando escribes que "Europa no sale de su asombro".
    Que gane la ultraderecha en Italia, que casi el 50% apoye a Le Pen, etc. etc. …….¿acaso quienes les votan no son europeos?
    Europa es una entelequia y nunca mejor dicho.

    Deja una Respuesta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados