Friso
Friso
Friso
Friso

Zaldibartarras se movilizan contra el derribo del Hotel del Parque

hotel-parque-zaldibar

anuncio hotel parque balneario zaldibar
Anuncio del complejo del hotel y el balneario.

Un grupo de zaldibartarras ha convocado una asamblea vecinal para “defender el patrimonio del pueblo”, tras conocer la intención del Ayuntamiento de derribar el Hotel del Parque. Una edificación que consideran “insustituible” y que forma parte de la identidad de la localidad.

La reunión será hoy, jueves, a las 18.30 horas, en la antigua biblioteca. A un año de cumplir su 140 aniversario, las personas convocantes consideran que el edificio “es patrimonio de la ciudadanía zaldibartarra. Por razones históricas y arquitectónicas, y porque forma parte del Balneario”.

El Hotel del Parque (también conocido como Las Hermanas o la Casa de las monjas) fue construido en 1882 ante la fama de las aguas de la zona, junto con el Establecimiento (conjunto principal) y los jardines, bajo la dirección del arquitecto Severino Achucarro y formando un conjunto. El primer edificio estaba dedicado a las clases medias y el segundo, a la aristocracia.

Protección de la cultura

Posteriormente, el hotel fue utilizado como residencia de las Hermanas de la Caridad y, entre 1926 y 1930, le fue adosado un nuevo edificio: la capilla. El arquitecto fue Diego Basterra, que también habilitó todo el conjunto para el hospital psiquiátrico.

“Un pueblo que se preocupa por el pasado, el presente y el futuro debe proteger su cultura. Hay que cuidar los elementos que caracterizan la identidad para que lleguen a las generaciones futuras”, defienden. “Al margen de los caseríos, ¿cuántos edificios civiles tiene Zaldibar más antiguos que el Hotel del Parque? ¿Cuántos que no sean viviendas?”, añaden.

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando...

durangon.com webguneak ez du uzten gorrotoa, mespretxua edo diskriminazioa sustatzen duten edukiak argitaratzen, jaiotza, arraza, sexu, erlijio, nazionalitate, iritzi edo bestelako inguruabar pertsonal edo sozialengatik.

Izen propioei erreferentzia egiten dieten eta ohorerako eta intimitaterako eskubidearen aurkako iruzkinak ezabatuko dira. Irain eta iruzkin guztiak ere zuzenean ezabatuko ditugu, baldin eta iraingarriak, kalumniatzaileak edo indarreko legeria hausten badute.

Gehiago irakurri


durangon.com no permite la publicación de contenidos que de forma manifiesta fomenten el odio, el desprecio o la discriminación por motivos de nacimiento, raza, sexo, religión, nacionalidad, opinión o cualquier otra circunstancia personal o social.

Se eliminarán todos los comentarios que hagan referencia a nombres propios y atenten contra el derecho al honor y a la intimidad. También borraremos directamente todos los insultos y los comentarios que puedan resultar injuriosos, calumniadores o que infrinjan la legislación vigente.

Leer más

3 Comentarios

  1. Juglar

    ¿Las barbacoas y los botellones «destrozan» la casa torre? ¿Cómo es eso?

    No se, diría que un Juglar de la época a tenido más culpa que un joven de ahora en el deterioro de la casa torre. Creo que no hace ni 10 años que esa casa torre ni se veía por culpa de la vegetación, aquello sí que estaba destrozado, y el pueblo lo adecentó y limpió en un auzolan. Las barbacoas no estaban tapadas por la vegetación, vinieron después.

    ¿Por otra parte, quienes son esos «hipócritas» y qué acción contraria a la defensa del patrimonio llevan a cabo para merecer tal adjetivo?

    ¿Algún colectivo social?

    ¿Algún partido político?

    ¿Alguien que te caiga mal?

    ¿O solo es que hay ganas de escribir de mal rollo?

    Deja una Respuesta
    1. Juglar despistado

      Esto era en respuesta al anterior comentario de Daniela, claro.

      Deja una Respuesta
  2. Daniela

    «Un pueblo que se preocupa por el pasado, el presente y el futuro debe proteger su cultura.»

    Por eso la casa-torre esta «destrozada» entre los botellones y las barbacoas de todos los fines de semana, al igual que el pórtico de la iglesia… mucha cara tienen. Aunque razón no les falta, pero son hipócritas.

    Deja una Respuesta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados