Banner en desktop Banner en moviles
AECC Bizkaia
Euskal Jaiak Durango
Azoka Idiomas
Haizetara
VIDEO

“Me he marcado cuatro o cinco retos, entre ellos hacer 12 alzadas con la piedra de 200 kilos”

Urdax-MagunazelaiaCon 16 años, cuando apuntaba a lo más alto del escalafón harrijasotzaile, decidió dejar las piedras a un lado, pero en 2020 volvió a vestirse el chaleco y el año pasado se colocó las txapelas de campeón de Gipuzkoa y de Euskal Herria de piedras grandes. Esos títulos han animado a Urdax Magunazelaia a planearse numerosos retos, aunque antes deberá participar en una exhibición en Abadiño junto al forzudo norteamericano-lituano Martins Licis, considerado el hombre más fuerte del mundo.

Cuando iba camino de superar todas las marcas que había establecido Aimar Irigoien, el abadiñarra que vive Otxandio decidió dejarlo. “Era joven y estaba en una mala edad; sentía la ausencia de mi padre que murió cuando yo tenía 12 años y aunque mi madre me ayudaba y tenía voluntad, no tenía los conocimientos de mi padre. La gente me pedía muchas marcas y la presión me superó. Fue un cúmulo de muchas cosas”.

Tras alejarse totalmente del deporte y llegar a pesar 168,5 kilos, “me ahogaba subiendo las escaleras de casa y comencé a practicar boxeo. Me enganché, bajé hasta los 120 kilos y estaba a punto subirme al ring para empezar a pelear cuando los amigos me convencieron para que volviese a las piedras”.

Además de comprobar que continuar de harrijasotzaile le reportaba resultados inmediatos, la decisión le iba a permitir “cumplir la palabra que le di a mi padre, porque le había prometido que algún día me colocaría una txapela de Euskal Herria. Eso ya lo he conseguido y ahora me queda mejorar algunas marcas y también tengo en mente algunas apuestas”.

“Me queda bastante por hacer”

Para afrontar esos retos el harrijasotzaile abadiñarra deberá superar el proceso de recuperación de una hernia y de los ligamentos. Es optimista y confía en ponerse a punto en breve, aunque reconoce que “el otro día me costó lo suyo levantar la piedra de 250 kilos. Creo que me quedan como mínimo 10 años en este deporte. Todavía tengo 25 años y me queda bastante por hacer; por el momento ya me he marcado cuatro o cinco retos”.

“En cuanto tenga la ‘maquinaria’ al cien por cien decidiré cuál es el primer reto al que me enfrentaré”, y aunque reconoce que para motivarse deberá empezar por aquellos que pueden resultarle más accesibles, tiene alguno subrayado en rojo. “En el campeonato de Euskal Herria levanté la piedra de 200 kilos 10 veces en tres minutos y nadie ha conseguido pasar de las 11 alzadas. Yo quiero hacer 12 alzadas”.

Más que los retos propios lo que preocupa realmente a Magunazelaia es la falta de rivales de entidad que le puedan motivar en este deporte. “Aimar (Irigoien), Eizmendi… tienen más de 30 años y están en sus últimos años. Aimar fue quien me picó para que volviese a competir, y le dije en broma: ‘no necesito mucho para hacer tanto como tú’. Y aquí estoy, aunque no pensaba competir tan pronto”.

Pero para el futuro de esta especialidad se muestra ciertamente pesimista. “No veo relevo ni competidores de cierto nivel, aunque hay jóvenes que tienen mucha afición. Parece que se está perdiendo la genética y la casta que había hace unos años. Antes, en época de mi padre, una persona que pesaba 80 o 90 kilos se echaba al hombro sin problemas una piedra de 100 kilos, aunque no tuviese técnica”, lamenta.

‘Unknown Strength’ en Abadiño

Magunazelaia participará este domingo en el probadero abadiñarra, a partir de las 12.00 horas, en el evento denominado ‘Unknown Strength’ que se celebrará en el marco de las fiestas de San Blas y que será retransmitido por streaming a través del canal de youtube del Ayuntamiento abadiñarra. 

Además de harrijasotzailes como Xabier Aranburu ‘Guzta’, Aimar Galarraga, Eizagirre, Alex Merlo, Paulo Azpiazu, Imanol Royo, Udane Ostolaza, Gari Garmendia o Patricia Martín, el espectáculo contará con la presencia del atleta de fuerza norteamericano-lituano Martins Licis. El reto lo ganará quien levante más veces una bola de 125 kilos .

Licis, que cuenta con un palmarés espectacular, “se ha picado bastante con este reto y ya se ha hecho dos chalecos. La primera vez levantó 200 kilos a base de fuerza, luego igualó la de 225 kilos y no pudo con la de 250 kilos porque le falta técnica”, señala Magunazelaia con quien ha compartido entrenamientos esta semana en la Joseba Ostolaza Harri Eskola. “Es un deportista muy listo, que lo observa todo y aprende muy rápido”.

La visita de este deportista que “está interesado en conocer los deportes tradicionales de Euskal Herria”, puede beneficiar a las diferentes modalidades de herri kirolak, el remo y otros deportes que se practican aquí, “porque tiene medio millón de seguidores en las redes sociales y eso puede ayudar a que nuestros deportes se conozcan en todo el mundo”, apunta Magunazelaia.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando...

durangon.com webguneak ez du uzten gorrotoa, mespretxua edo diskriminazioa sustatzen duten edukiak argitaratzen, jaiotza, arraza, sexu, erlijio, nazionalitate, iritzi edo bestelako inguruabar pertsonal edo sozialengatik.

Izen propioei erreferentzia egiten dieten eta ohorerako eta intimitaterako eskubidearen aurkako iruzkinak ezabatuko dira. Irain eta iruzkin guztiak ere zuzenean ezabatuko ditugu, baldin eta iraingarriak, kalumniatzaileak edo indarreko legeria hausten badute.

Gehiago irakurri


durangon.com no permite la publicación de contenidos que de forma manifiesta fomenten el odio, el desprecio o la discriminación por motivos de nacimiento, raza, sexo, religión, nacionalidad, opinión o cualquier otra circunstancia personal o social.

Se eliminarán todos los comentarios que hagan referencia a nombres propios y atenten contra el derecho al honor y a la intimidad. También borraremos directamente todos los insultos y los comentarios que puedan resultar injuriosos, calumniadores o que infrinjan la legislación vigente.

Leer más

1 Comentario

  1. Abadiñokoa

    ¡Aupa Urdax! Máxima expectación. Bonita entrevista

    Deja una Respuesta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados