Rebajan a cinco años de cárcel la condena a un hombre que retuvo y rompió la nariz a su expareja

Teléfono 016El Tribunal Supremo ha rebajado de nueve a cinco años de prisión la pena impuesta a un hombre que golpeó a su expareja, causándole distintas lesiones, y la retuvo ilegalmente durante dos horas en su domicilio de Durango. El agresor, de 31 años, llegó a romper la nariz a la mujer.

En la sentencia, el alto tribunal admite en parte el recurso del acusado y modifica la sentencia dictada el 27 de marzo de 2015. La Audiencia Provincial de Bizkaia había condenado a este hombre por un delito de lesiones causantes de deformidad, por el que le había impuesto cuatro años y seis meses, y un segundo delito de detención ilegal, castigado con cuatro años y seis meses de cárcel, ambos con la agravante de parentesco.

El Tribunal Supremo ha admitido ahora la existencia de un concurso medial de delitos, entre el de lesiones y el de detención ilegal, por lo que le ha aplicado el artículo 77 del Código Penal en su reforma de 2015 para imponerle la pena superior decretada para la infracción más grave.

Los hechos tuvieron lugar el 31 de diciembre de 2013 en la casa del hombre con quien la víctima había convivido y mantenido una relación de pareja durante varios años. Aquel día él le había invitado a comer para que conociera el lugar donde estaba viviendo.

Golpes por todo el cuerpo

Los problemas comenzaron en la sobremesa cuando ella trató de abandonar el lugar para dirigirse a su casa y vio que la puerta estaba cerrada con llave. Forcejeó con su expareja y consiguió salir al descansillo, pero él la introdujo de nuevo en la vivienda.

Tratando de convencerle para que abriera la puerta, la demandante volvió a arrebatarle las llaves. Cuando llegaba al ascensor, el condenado la golpeó, “lanzándola contra la pared, le agarró del cuello y, cuando la mujer trató de gritar y pedir ayuda, el acusado le tapó la boca y siguió golpeándola por todo el cuerpo”, tal y como se considera probado en la sentencia.

Un rato después, y tras haber permanecido “más de dos horas en el interior de la casa contra su voluntad”, precisa la resolución, la mujer logró escapar.

Orden de alejamiento

De allí se dirigió al ambulatorio de Durango para que le atendieran de diferentes golpes y hematomas. Entre ellos, una fractura de los huesos de la nariz que precisó de una férula de sujeción y que le ha dejado, como secuelas, dificultades respiratorias.

Lo que sí mantiene el Tribunal Supremo es la obligación del condenado de no acercarse a menos de 500 metros de su víctima durante ocho años y a indemnizarle con 3.870 euros por las lesiones causadas.

Durangon Whatsapp
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar