Friso

San Agustin Kultur Gunea: Abendua 2021

Friso
Friso

Teresa Aldamiz

Otoño nos ha traído una película de Iciar Bollaín, ‘Maixabel’, con un encuentro entre el hombre que asesinó a su esposo en un atentado. Ambos han abierto su corazón y se han comprendido de alguna manera. Un lamento de la lucha entre compatriotas por sus ideas políticas que terminó en muerte…

No ha sido la primera vez que en la guerra fratricida protagonizada por ETA ha muerto ella y él ha terminado en prisión. Años atrás, Santi Brouard fue muerto por miembros del GAL en su consulta médica, un médico que ayudó a nacer a miles de vascos en los años sesenta y siguientes, y que siempre se pronunció por una vía pacifica para la solución del conflicto en cuestión.

Su esposa, Teresa Aldamiz, filipina de nacimiento y lekeitiarra de familia, reflejó sus sentimientos en una obra poética de la que presentamos una muestra.

El pueblo vasco ha soportado esas luchas con llamadas a la paz. No podía ser de otra manera. La única diosa de su mitología, Mari de Anboto, se dedica a hacer las paces entre los humanos volando en una nube «amillena» a donde se la llama. Por su parte, miles de ciudadanos vascos se concentran en Gestos por la paz cada vez que se produce una muerte del bando que sea, da lo mismo

Euskadi ha viajado por todos los mares llevando mensajes de paz, un marino Vasco Núñez de Balboa fue el primero en abrazar a los cinco continentes. Un fraile vasco, Juan de Zumárraga, llevó a América a los burros para que cargasen los alimentos y leñas que antes llevaban a hombros las mujeres indígenas, y fundó la primera universidad americana en México.

Pero, ¡ni por esas! El mundo solo recuerda las muertes y la lucha de los vascos en una guerra fratricida.

Y en esas estamos. Pacíficos por Mari de Anboto, fundadores de ciudades y universidades, creadores de lazos entre todos los pueblos, sembradores de Gestos por la paz, todo se les ha olvidado a los que nos conocen tan mal.

¿Hasta cuándo, Maixabel, hasta cuándo Teresa Aldamiz, hasta cuándo Mari de Anboto?

A Teresa Aldamiz, viuda de Santi Brouard

Teresa, amaiuka, esnea, harria, aritza

Eres Mari que vuelve, que baja del Anboto

Amilanpetik, aizetik, eguzkitik

Traes contigo la paz, justicia, amor.

Teresa, serás tú la Euskadi que soñaba

Flores, color, cantares, y bregas y sudores

Txirimiri envolviendo mil coplas y plegarias

Euskadi marinera, abierta al mundo, ¿jaranera?

Teresa, ¿qué quisieron romper cuando te hirieron?

¿Qué proyecto abortar, que versos ensuciar?

¿Por qué, quién fue, qué diablo los movió?

Dime por qué, Teresa, ¿te hicieron tanto mal?

Neska polita, ederra, beti gazte

Así resucitada del dolor, poeta y bella

Bebes con risa franca el agua fresca de la vida

Y anuncias de la Euskadi de mañana la nueva primavera!

Honorio Cadarso es periodista

Artículos: 390
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando...

durangon.com webguneak ez du uzten gorrotoa, mespretxua edo diskriminazioa sustatzen duten edukiak argitaratzen, jaiotza, arraza, sexu, erlijio, nazionalitate, iritzi edo bestelako inguruabar pertsonal edo sozialengatik.

Izen propioei erreferentzia egiten dieten eta ohorerako eta intimitaterako eskubidearen aurkako iruzkinak ezabatuko dira. Irain eta iruzkin guztiak ere zuzenean ezabatuko ditugu, baldin eta iraingarriak, kalumniatzaileak edo indarreko legeria hausten badute.

Gehiago irakurri


durangon.com no permite la publicación de contenidos que de forma manifiesta fomenten el odio, el desprecio o la discriminación por motivos de nacimiento, raza, sexo, religión, nacionalidad, opinión o cualquier otra circunstancia personal o social.

Se eliminarán todos los comentarios que hagan referencia a nombres propios y atenten contra el derecho al honor y a la intimidad. También borraremos directamente todos los insultos y los comentarios que puedan resultar injuriosos, calumniadores o que infrinjan la legislación vigente.

Leer más

1 Comentario

  1. txikitero
    0
    1

    Fray Juan de Zumárraga también quemo a gente en la hoguera o eso se nos ha olvidado…

    Deja una Respuesta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar