Para quedarse con lo importante

Cuántas cosas vamos acumulando en la vida. Memorias, proyectos, historias, objetos, actitudes??? Está bien, ¿no? Es señal de vivir, de no quedarnos con los brazos cruzados. Pero en parte ocurre como con el armario de nuestra habitación, como con las estanterías de la oficina o como con la caja de herramientas. Que como no despejes de vez en cuando terminas sepultado por libros, ropas, mil objetos varios???

Así que, aunque cueste, de vez en cuando, y más en estos tiempos confusos y de transformación sin precedentes que estamos surcando, toca más que nunca hacer limpieza general y tirar por la ventana (metafóricamente) todo lo que sobra. Para quedarse con lo importante.

Qué gusto da tirar por la borda unas cuantas cosas de esas que estorban. Fuera las comeduras de tarro que no conducen a ningún sitio. La violencia fuera definitivamente de nuestros corazones también, que ya hemos  gastado demasiado tiempo rumiando rencores y heridas. Mandemos también al garete a los pocos que con su codicia están dejando en la cuneta de la historia a tantas y  tantas personas. ¿Y qué decir del egocentrismo que a veces nos hace sentirnos el centro del mundo? Que se vaya para no volver. Patada a la ingratitud que demasiadas veces nos impide darnos cuenta de lo mucho que tenemos. Mandemos al carajo nuestra incoherencia, que ha socializado y hasta aplaudido la doble pose social de ser y actuar como ???agentes neoliberales??? de lunes a viernes y ???sesudos comprometidos??? los fines de semana. Fuera la demagogia y el populismo. Fuera???

En cambio habrá que aprovisionarse de buenas dosis de humor y optimismo. Unas cuantas, mejor muchas raciones de perdón y cariño, que bastante sequedad, dureza y mala uva hay por ahí. No hay que dejar marchar la esperanza de que el mundo mejore, cerca y lejos. Con nosotros  tendremos  que llevar también valores, metas, sueños, proyectos???

Nos urge tener presente aspectos tan fundamentales como la responsabilidad, la inteligencia  y el bien común, predicando con nuestro ejemplo y compromiso.

Necesitamos una revolución en los valores, que nos haga más personas y nos enseñe a aprender a pensar en los demás y a hacerles justicia, especialmente a aquellos que ???no son nadie???, porque a nadie hacen falta.

Dentro la familia. Y los amigos. Los abrazos, el respeto y la solidaridad. Dentro???

Durangon Whatsapp

Isidoro Sánchez es responsable de Administración y Servicios de San José Jesuitak Ikastetxea

Artículos: 37
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

0 Comentarios

  1. butanito
    0
    0

    Isito, ongi etorri. Se te echaba de menos, pero en este caso me asustas. Te estas haciendo mayor?. Buena columna, ahora hace falta que la lean, los que la tienen que leer y sobre todo que la ENTIENDAN.

    Deja una Respuesta
  2. Eskarne
    0
    0

    Muy bueno, Isi. Ojalá te veamos más por aquí.

    Deja una Respuesta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar