Miedo 1-0 Oportunidades

‘La culpa fue del cha cha cha’. Así decía aquella famosa canción de Gabinete Caligari que les habría venido al pelo el pasado domingo a los partidos políticos perdedores para explicar su derrota. Porque todo el mundo se dedicó a echar balones fuera y nadie quiso cargar con las responsabilidades por el fracaso. Y fracaso es, además sin paliativos, que Rajoy saliera reforzado de la cita electoral como premio a sus nefastas políticas.

Pero esto que vimos en las televisiones la noche electoral tampoco extraña teniendo en cuenta que las personas tendemos a reaccionar de ese mismo modo cuando algo nos sale mal. Echamos la culpa a la gente que nos rodea, atribuimos los errores a las circunstancias o al clima si hace falta. La cuestión es no reconocer nuestra responsabilidad en la gestión de nuestra propia existencia y en los resultados de nuestras acciones.

Podríamos decir que en la vida se aprende de dos maneras: una, diríamos, suave de hacer autocrítica y mejorar continuamente o, la segunda, a trompicones: me doy el porrazo, tomo conciencia de mi realidad y rectifico, porque no me queda más remedio. Yo, si puedo escoger, me quedo con la primera. Desde mi punto de vista –y hablo desde el papel de espectadora, pues de los intríngulis internos de los partidos casi nada sé y lo que sé lo conozco de oídas- las formaciones políticas suelen preferir la segunda, esto es, hasta que no llega la debacle parece que no pasa nada: “Dientes, dientes”, que decía la Pantoja, enseñando hasta las encías, y adelante.

Los partidos no salen de la zona de confort, no arriesgan, no se atreven, apenas evolucionan y, como nos pasa también a las personas, no son capaces de aplicar soluciones imaginativas ni de atender a las demandas de un entorno altamente cambiante ni de responder a las expectativas de un electorado cada vez más exigente.

Dicho de otra manera, no entusiasman. Y el entusiasmo, traducido en coraje y determinación, es imprescindible para vencer al miedo. Y el temor ha sido, otra vez, y no Rajoy, el ganador de las elecciones ante a una ausencia patente de alternativas y oportunidades motivadoras.

Durangon Whatsapp

Periodista, feminista, coach. Os presento mis ocupaciones principales pero soy mucho más que eso.

Artículos: 94
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 4,67 sobre 5)
Cargando…

2 Comentarios

  1. Peter Pan
    1
    1

    ¿Qué se puede esperar cuando en nuestro propio País Vasco tenemos a un ex-director de EITB que afirma en una entrevista que “Euskadi vota de manera épica y romántica que va contra los elementos, contra viento y marea…, pero que luego se pega contra las rocas de la política española….”
    Con personas como este individuo en nuestra política poco se puede esperar por mucho que se disfrace de Obélix en los Carnavales.
    Para que ha olvidado hasta la historia de su propio partido en épocas de mayores dificultades y penurias en los que las cabezas visibles del mismo se la jugaron y corrieron riesgos, apostaron fuerte y al final hasta tuvieron que exiliarse.
    Ha olvidado también de dónde salió Juan Sebastián Elcano, y otros tantos recios vascos. En fin, de la poltrona se vive mejor. Algunas personas seguimos creyendo de manera romántica y en la épica, porque somos los hijos y los nietos de los obreros que nunca pudieron matar los fascistas. El puede volver a Madrid a reunirse con Rajoy para conseguir más migajas para Euskadi en lugar de unir fuerzas para marcharnos de España de una puta vez.

    Deja una Respuesta
  2. JohnT
    4
    0

    Así es, y es que la clase política no es muy diferente al resto en cuanto a autocrítica. Nadie hace autocritica ni la acepta, y los politicos aún menos. Cuidamos mal el coche y cuando se estropea culpamos al fabricante. Es solo un ejemplo de lo que hacemos con todo, incluso con las relaciones sociales. Casi la mitad de los que podían hacerlo NO fueron a votar,….¿Por qué? Hasta que no se hagan esa pregunta no llegaremos a nada. Ganó sin duda,…. EL PARTIDO ABSTENCIONISTA con el 49% de los NO VOTOS.

    Deja una Respuesta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar