La vida al centro

Tiempos difíciles. Así se llama el libro de Charles Dickens que nos narra la vida en la Inglaterra victoriana de la revolución industrial. Ha llovido desde entonces, pero muchos años después nos siguen tocando tiempos complicados.

Cada una somos un mundo ante esta pandemia. El miedo atenaza a algunas, a otras el enfado les abrasa las tripas y otras se sienten bloqueadas. Nadie estaba preparado para esto, pero lo tenemos encima y nos toca movernos a todas. Y todas juntas.

En lo que nos concierne como Ayuntamiento, hemos tenido que empezar a tomar las medidas antes de que todo esto estallara. Cada medida tomada ha sido sopesada en profundidad, intentando ver los pros y los contras. Aun así, una sensación de nerviosismo por cada decisión nos ha perseguido y nos perseguirá. El hecho de cerrar el polideportivo y los edificios públicos cuando ninguna institución cercana lo había hecho todavía nos causó cierto vértigo. Mas consideramos que eran medidas necesarias, y no nos arrepentimos de haberlo hecho tan pronto.

Todavía faltan pasos que dar. Por ejemplo, estamos terminando de concretar las referentes a la fiscalidad y la economía. El equipo técnico está trabajando a destajo y esperamos poder anunciarlas en breve. Para que estas medidas surtan efecto, será imprescindible la colaboración entre diferentes instituciones.

Pero más allá del trabajo en común de las instituciones públicas, si algo es de destacar en todo esto, es la reacción de la ciudadanía, las redes comunitarias que se han creado espontáneamente. Estas maravillosas explosiones de solidaridad y de sentir comunitario son las que debemos de aprehender en esta crisis.

Las redes voluntarias han brotado en cada pueblo como preciosas flores que nos dejan creer en una sociedad más justa, más digna. Nos han enseñado que, más allá de las instituciones, demasiadas veces encorsetadas en formalismos y modelos de actuar guionizados, la sociedad se teje sin pedir permiso a nadie, impulsada por una empatía que desborda y nos abraza.

Se dice que las crisis sacan lo mejor y lo peor de la gente. Por ello, quizás podría haber utilizado estas líneas para criticar a no sé qué institución. Pero no. Que estas palabras vayan, por un lado, a toda esa gente trabajadora, obligada a currar o parar, que tiran adelante. Y por otro, a toda esa gente fascinante que ha tejido las redes donde tanta gente vulnerable y en peligro puede apoyarse en estos tiempos difíciles.

Que todo esto nos sirva para tirar a un lado el capital y poner en el centro la vida, porque la vida es nuestra génesis, base y también nuestra más bella última frontera.


Bizitza erdigunera

Garai latzak. Horrela deitzen da industri-iraultzako Ingalaterra deskribatzen duen Charles Dickensen eleberria. Urte andana pasa da ordutik, baina une zailak bizitzea tokatu zaigu guri ere oraingoan.

Norbanako bakoitza mundu bat gara pandemia honen aurrean. Beldurrak lotzen du bat, haserreak barrenak sutan jartzen dizkio beste bati, ezer egin ezinda dago azkena. Inor ez zegoen honetarako prest, baina bertan da eta aurre egin behar diogu. Guztiok batera.

Udal bezala lehenengoko egunetik neurriak hartu beharrean egon gara krisi honetan. Erabaki bakoitza luzaro hausnartua izan da, bere alde on eta txar guztiak aztertu asmoz. Halere, pausu bakoitza ematerako orduan, urduritasun sentsazio desatsegin bat dugu eta izango dugu beti. Inguruko instituzio batek ere egin ez zuenean polikiroldegia eta eraikin publikoak ixteak bertigo pixkat eman zigun, egia da, baina erabaki ona izan zela uste dugu.

Eta oraindik bidea daukagu aurretik. Adibidez, fiskalitatea eta ekonomiarekin erlazionatutako neurriak definitzen gabiltza. Teknikariak horretan dabiltza lanean buru-belarri eta laster jakinaraziko ditugu erabakiok. Neurri hauek eragina izan dezaten, nahitaezkoa izango da instituzio desberdinen arteko elkarlana.

Baina instituzio publiko hauen arteko kolaboraziotik haratago, guzti honetan ezer goraipatu nahi badut, herritarren erantzuna izan da, ezerezetik sortu diren sare komunitarioak. Elkartasun eta komunitatea izaera leherketa eder hauek dira krisi garaiotatik atera behar dugun irakasgai garrantzitsuena.

Bolondres sare hauek herrika sortu diren lore miresgarriak dira, eta jendarte justu eta duinago batekin amets egiteko parada ematen digute. Irakatsi digute sarri oso mugatuak eta formalismoen menpe diren instituzioetatik haratago, badela gizarte bat inori baimenik eskatu gabe saretzen dena, enpatia uholde batek bultzatuta besarkatzen gaituena.

Esaten da krisiek bakoitzaren onena eta txarrena atera dezaketela. Hori dela eta, baziren aukera lerro hauek ez dakit zein beste instituzioz kexaka hasteko. Baina ez. Doazela hitzok, alde batetik, langileria guztiarentzat, lan egitera behartuta edo honetarako aukera gabe, aurrera egiten dutenak. Eta bestetik, krisi honek egoera zaurgarri eta arriskutsuan daudenak babesteko sareak sortu dituzten pertsona ikaragarri guzti horiei.

Balia dezagun krisi hau behingoz kapitala bazterrera bota eta bizitza erdigunean jartzeko, bizitza delako gure sortze, oinarri eta azkenengo muga ederrena.

Durangon Whatsapp
Aritz Bravo

Aritz Bravo Durangoko zinegotzia da (EH Bildu)

Artículos: 30
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (12 votos, media: 4,58 sobre 5)
Cargando...

2 Comentarios

  1. Avatar
    Elkano
    7
    2

    Ahí, ahí. Sin partidismos y al grano, que es lo que de verdad importa. Avanti sempre (dicho sea en homenaje a Italia)

    Deja una Respuesta
  2. Avatar
    Serafin
    10
    7

    ESKERRIK ASKO !!

    Gracias por tomar todas las medidas que se han tomado, desde cerrar todo a lo económico.
    En estos momentos tod@s tenemos vértigo y estamos muy nervios@s y es de entender que vosotr@s lo estéis más que nosotr@s, personalmente se que tienes vocación y desde este medio quiero agradeceros las medidas que habéis tomado y vuestra postura de cerrar las empresas, antes la salud que la economía.

    Deja una Respuesta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar