La primavera el hígado altera

La primavera ya llegó. Nuestro organismo no responde igual en una estación que en otra. Decía Hipócrates que ???quien quiera investigar en medicina deberá considerar, en primer lugar, las estaciones del año y el efecto que produce cada una de ellas???. Con el equinoccio primaveral se iguala el día a la noche, todo reverdece, brotan flores y semillas. Es un tiempo de cambios bruscos, de temperatura y de clima: del frío al calor, de la lluvia al viento.  Dejamos el frío invierno y el pasado para abrirnos a lo nuevo, a lo creativo. Florecemos y, está claro, el cuerpo-mente lo nota.

En la Medicina Tradicional China (MTC), el hígado y la vesícula biliar corresponden a la primavera, al viento, al elemento madera. También los ojos, los músculos y tendones forman parte de este elemento. Eso significa que, en esta época del año, la energía del hígado y la vesícula se ve potenciada y hay que facilitarle la tarea de limpieza para evitar  una sobrecarga, con consecuencias como astenia primaveral y fatiga, resfriados recurrentes y alergias, mala digestión y evacuación, fermentaciones intestinales, desmineralización, síndrome premenstrual, reumatismo, defectos de visión, urticaria, etc. Es un buen momento para depurar, no sólo los excesos invernales, sino también los malos hábitos de la vida sedentaria, los guisos demasiado elaborados, poco naturales y los ???fast food???. El hígado es muy agradecido. Si lo cuidamos con mimo, se regenera rápidamente.

El hígado es la víscera más grande del cuerpo y trabaja sin descanso. Pesa aproximadamente kilo y medio, al igual que el cerebro, y recibe por minuto litro y medio de sangre para su filtraje. A su vez, produce diariamente otro litro y medio de bilis para facilitar la digestión y emulsionar las grasas.

Es un órgano complejo e intrincado.  Se le atribuyen más de cien funciones. De él dependen el metabolismo, la salud y la vitalidad del organismo. Uno de sus cometidos básicos es la biotransformación, es decir, metabolizar o neutralizar todas las sustancias que entran en el cuerpo, ya sean nutritivas, medicamentosas o químicas. Sin su acción  ???humanizadora??? todos los alimentos resultarían tóxicos.

A menudo, creemos que sólo el alcohol, los medicamentos y las drogas lo perjudican. Esto es un error. Los alimentos demasiado manipulados y refinados, los aceites procesados y fritangas, las margarinas aunque sean vegetales, el abuso de café, la leche cruda, la nicotina, el exceso de proteínas de origen animal, el azúcar blanco, así como el estrés, causan también agotamiento hepático. Es importante saber que no hay  ninguna cura ni verdadera salud sin un hígado en perfecto funcionamiento.

Retomando la MTC, (la sabiduría oriental es legendaria) se atribuye a cada órgano/estación una emoción, una fuerza generadora. El hígado y la vesícula, cuando están en equilibrio, se asocian a la claridad mental, la planificación, la capacidad de decidir y valorar, las ideologías, la conquista de lo desconocido y los valores morales. En desequilibrio, en exceso o por defecto, produce  indecisión,  volatilidad, embotamiento, inestabilidad emocional, impaciencia, impulsividad,  afán de dominio, ira, agresividad, intolerancia, odio y pérdida de valores.

De acuerdo con este planteamiento, es evidente que vivimos en una sociedad de hígados enfermizos. Si, según la filosofía oriental, el hígado es el asiento del alma, quizá sea urgente mirarlo con ojos renovados. Como decía Tagore: ???El verdadero modernismo es la libertad del espíritu, y no la esclavitud del gusto???.

Durangon Whatsapp

Homeópata y naturópata

Artículos: 12
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar