El espacio urbano ocupa la actualidad política

Parques, plazas, espacios públicos. Si, parece que de un tiempo a esta parte el espacio urbano copa la actualidad política en Durango. Varios frentes se han abierto en poco tiempo, el aparcamiento “disuasorio” de Mikeldi, el “parque-patio de luces” de Ermodo, los “usos” no religiosos de la ermita de Madalena… diríase que por fin el debate político y ciudadano empieza a aterrizar y a tomar conciencia de la importancia que en nuestra vida, cultura, relaciones, bienestar e incluso economía, tiene el espacio público y los usos a que lo destinemos.

Y como siempre que se abre un debate público surgen los diferentes puntos de vista más o menos enfrentados, quiero aprovechar este espacio para aportar y si pudiera ser enriquecer el debate con algunos datos y algunas apreciaciones.

A  mi modesto entender, el uso de la ermita de Madalena para actividades no religiosas parece que pudiera llegar a tener algún interés como iniciativa de barrio, pero creo que no puede centrar el debate sobre el nuevo uso de espacios en origen religiosos, cuando en Durango y de titularidad municipal, tenemos un magnífico edificio, hoy cerrado y en degradación, como es la antigua casa de misericordia en San Agustín.

Sí, ahí mismo, pegado al teatro y a escasos metros del Museo de Arte e Historia, enfrente de edificios históricos importante de Durango. El edificio al que me refiero, tiene capacidad suficiente para albergar actividades, usos, y hasta a las asociaciones que las promuevan.

En el caso de promover la apertura del “parque-patio de luces” de Madalena, quiero aportar una reflexión de carácter general sobre el uso de esos parquecitos, plazas, plazoletas, patios y soportales de los que en Durango tenemos muchos, pero a los que no siempre les damos el mismo uso. De hecho, en muchos de ellos la actividad más común es la de prohibir jugar, bien con balones, pelotas o bicicletas.

Parece que en esos espacios los niños molestan y por ende sus padres y abuelos también, y claro, acaban siendo espacios vacios, desangelados, carentes de actividad de los que surgen algunas preguntas, ¿Dónde juegan los hijos y nietos de quienes promueven estas prohibiciones?, ¿son estos mismos vecinos los que piden más espacios públicos?, ¿bajo qué normativa se intenta prohibir?, si son espacios privados de uso público, ¿está “normalizado” su uso?

Creo que se debiera de abrir una reflexión profunda y un debate público sobre el asunto, en ello nos va el modelo de pueblo que queremos y la parte de responsabilidad individual que nuestras decisiones ya como colectivo vecinal, ya como comunidad de vecinos, aportan al resto de habitantes de nuestro municipio.

Para terminar con el tema del futuro aparcamiento “disuasorio” de Mikeldi. Este es un caso que si bien se trata como un caso aislado, tiene que ver, y mucho, con la gestión que se está haciendo a nivel general en todo el municipio con el tema de movilidad-OTA-aparcamiento. La queja de los vecinos de Mikeldi básicamente está fundamentada en que no quieren aceptar el canje que supone la pérdida de la actual zona verde para su conversión en un aparcamiento.

Pero esta es solo una parte del problema, ya que en ese mismo espacio que ahora ve crecer el césped, en un futuro se tienen que construir viviendas, de VPO. Así que la gestión que se pretende con la instalación de un aparcamiento ahora no es definitiva y, por lo tanto, la pretendida aportación a “solucionar” los problemas de aparcamiento efímera.

Lo grave del asunto es que, el “caso Mikeldi”, no es el único de las mismas características que se da en Durango. A mediados de julio se ofrecían unos datos por parte del Ayuntamiento en los cuales se calificaban como insuficientes las 616 plazas existentes fuera del casco urbano.De esas 616 hay que tener en cuenta que dos zonas de aparcamiento situadas en el barrio de San Fausto están ubicadas en terrenos destinados a parcelas edificables: 25 plazas en Zeharmendieta, a la entrada del barrio, y 60, al fondo del mismo. Podemos deducir que, como en Mikeldi, en san Fausto tenemos “pan para hoy, y hambre para mañana”.

Dentro de ese ‘paquete’ de 616 plazas de aparcamiento, hay otros dos casos que siendo diferentes también son representativos de las pocas soluciones que se ofertan: el primero es el de las más de 150 plazas situadas en las piscinas exteriores de Tabira. Estas sí que son ‘disuasorias’ ya que su lejanía y la inexistencia de modo de transporte con el que acercarse al centro, disuade a cualquier posible usuario a utilizarlas. A excepción de la temporada de verano en que abren las piscinas exteriores, ese aparcamiento siempre está vacío.

Para finalizar, en San Roke está situado el conocidísimo y ocupadísimo aparcamiento «disuasorio» de San Roke: 85 plazas que ocupan una superficie de 1.900 m2, espacio este que en el proyecto de urbanización de ese área no estaba previsto como aparcamientos.

Por tanto, está ocupando un espacio que tendría que ser verde, parque o espacio libre, algo que en ese barrio no va a ser muy común cuando se edifique todo lo proyectado. Pero, aun así, en su momento, se impulsó la implantación de asfalto y coches aparcados.

En resumidas cuentas, si a esas 616 plazas de aparcamiento que dicen que tenemos fuera del “casco urbano” le restamos las que desaparecerán en San Fausto (25+60), las inutilizadas de Tabira (150), y las que en el mejor de los casos debieran de reconvertirse en espacios libres de San Roke (85) se nos quedan en menos de 300.  No parece que llevemos un buen camino en la gestión de nuestro modelo de movilidad y aparcamiento.

Pero esto tiene una fecha que no está escrita, y que llegará el día en que cierren, porque también están en precario por ser terreno edificable, las 350 plazas del aparcamiento de la calle Maspe en nuestro vecino Iurreta. Ese día lloverán coches y todos sin excepción, vecinos y foráneos. nos daremos cuenta que nuestro modelo de movilidad-OTA-aparcamiento no era bueno o malo, era inexistente y que en vez de ponernos serios, vivíamos en los mundos de Yupi.

Durangon Whatsapp

Artículos: 21
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 4,75 sobre 5)
Cargando…

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar