Friso
Friso
Friso
Friso

Adolescentes deshumanizados

El 10 de diciembre, celebramos el Día Internacional de los Derechos Humanos. Una efeméride en la que, cada año, representantes políticos, partidos e instituciones recuerdan la importancia de respetar la Declaración Universal de los DD.HH. El artículo 14 del texto reconoce el derecho al asilo, que se complementa con otros artículos que hablan sobre el derecho a salir del propio país y a la nacionalidad. Las niñas y niños no sólo son titulares de todos los derechos recogidos por la carta, sino que, debido a su vulnerabilidad y necesidad de especial protección y cuidado, las personas menores de edad tienen garantizados los derechos específicos recogidos en la Convención sobre los Derechos del Niño aprobada el 20 de noviembre de 1989 por las Naciones Unidas.

Sin embargo, las palabras bonitas que se leen y escuchan por parte de ciertos representantes políticos durante las efemérides son pura hipocresía. En épocas de crisis, hay quienes dedican todos sus esfuerzos a generar mayor incertidumbre, miedo y crispación social con fines particulares. Estamos asistiendo a un bochornoso espectáculo por parte de ciertos sectores de poder, en los que se incluyen partidos y organizaciones de derechas, sectores empresariales y medios de comunicación, que están utilizando a las víctimas de otra crisis, la migratoria, con ese objetivo. Criminalizan a las personas migrantes, generando rechazo y odio contra ellas, y alentando acciones violentas.

El problema es aún más grave cuando esa violencia política, mediática y social se ejerce contra niñas y niños, contra menores migrantes no acompañados. El Partido Popular lleva años intentando que cale en la sociedad el mensaje de que los adolescentes migrantes son delincuentes. Ahora, se les ha unido un nuevo socio, la ultraderechista Vox, con un discurso que consiguen trasladar a la ciudadanía gracias a medios de comunicación afines a su mensaje, como cierto diario que encontrábamos antes de la pandemia en casi todas las barras de los bares de nuestra comarca. Pero no sólo son culpables quienes emiten el mensaje o ayudan a difundirlo, también quienes callan y los hacinan en centros de menores, dándoles una peor protección para que no vengan a Euskadi. Eso es precisamente lo que hace el PNV.

Vidas rotas

Cuando nos hablan de MENAs (Menores Extranjeros No Acompañados), en realidad, se están refiriendo a adolescentes con una vida muy complicada y que, en muchas ocasiones, han sido víctimas de la explotación infantil y de todo tipo de abusos físicos y morales. Niñas y niños que recorren el mundo en soledad, enfrentándose a todo tipo de peligros. Adolescentes que son tratadas, abusadas y violadas a cambio de un pasaje seguro. Jóvenes que arriesgan su vida viajando en el motor de un autobús o en el eje de un camión, tensionados para no caerse. Menores de edad que trepan por concertinas afiladas en las que se dejan literalmente la piel.

Si un adolescente en nuestra sociedad ya está en una edad difícil y necesita una serie de atenciones, ¿cómo no van a necesitarlas estos jóvenes que vienen con una mochila emocional muy pesada a sus espaldas y que han puesto su vida en peligro para llegar a nuestras fronteras en busca de una vida segura?

Adolescentes a los que en Euskadi nos hemos comprometido a acoger y proteger, porque la protección a la infancia es un deber y un mandato que se ubica en la base de la democracia. Sin embargo, no se está protegiendo en la medida en la que no se cumple con las condiciones de los centros de menores que establece el Decreto Ley en el que se regulan. Actualmente, están

sobreocupados, muy por encima de su capacidad legal, llegando a doblarla. Un problema del que se han venido quejando los trabajadores del centro de Zornotza en múltiples ocasiones. Estas residencias son servicios asistencialistas y no educativas, en las que es muy difícil poder hacer un trabajo educativo que permita procesos inclusivos y de futuro, lo que lleva a que, la mayoría de las veces, se conviertan en guetos. Es evidente que tampoco se cumple la ratio de personal legal, lo que supone una sobrecarga de trabajo para las personas trabajadoras, sin la posibilidad de realizar un proceso individualizado.

Miles de desaparecidos

No sólo no está garantizada su educación ni inclusión social, sino que no está garantizada ni su propia seguridad e integridad física. Cada año, desaparecen miles de niños y niñas migrantes en Europa mientras están bajo la tutela de los Estados. Según datos del Ministerio del Interior, el año pasado, desaparecieron 1.521 menores que se encontraban bajo la tutela del Estado español.

¿Qué hay detrás de esas cifras? ¿Por qué desaparecen? ¿Por qué no se aplican medidas más efectivas para evitar esas desapariciones? ¿Por qué los medios no tratan este problema y sólo se dedican a criminalizar a los menores migrantes no acompañados? ¿Por qué parece no importarle a nuestra sociedad? Me paro a pensar qué puede haber detrás de esas desapariciones y de todo el silencio en torno a este asunto y me entran escalofríos.

David Hernández es periodista.

Artículos: 14
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (25 votos, media: 4,04 sobre 5)
Cargando...

durangon.com webguneak ez du uzten gorrotoa, mespretxua edo diskriminazioa sustatzen duten edukiak argitaratzen, jaiotza, arraza, sexu, erlijio, nazionalitate, iritzi edo bestelako inguruabar pertsonal edo sozialengatik.

Izen propioei erreferentzia egiten dieten eta ohorerako eta intimitaterako eskubidearen aurkako iruzkinak ezabatuko dira. Irain eta iruzkin guztiak ere zuzenean ezabatuko ditugu, baldin eta iraingarriak, kalumniatzaileak edo indarreko legeria hausten badute.

Gehiago irakurri


durangon.com no permite la publicación de contenidos que de forma manifiesta fomenten el odio, el desprecio o la discriminación por motivos de nacimiento, raza, sexo, religión, nacionalidad, opinión o cualquier otra circunstancia personal o social.

Se eliminarán todos los comentarios que hagan referencia a nombres propios y atenten contra el derecho al honor y a la intimidad. También borraremos directamente todos los insultos y los comentarios que puedan resultar injuriosos, calumniadores o que infrinjan la legislación vigente.

Leer más

3 Comentarios

  1. lgv
    2
    1

    Esa cifra me ha dejado impactada. ¿Qué está pasando? Nadie habla de ello….no interesa..per es muy fuerte. Pienso muchas veces en lo duro que tiene que ser crecer solo, sin una familia, en otro país, y deseo en mi interior que tengan mucha suerte, que les quieran, que les vaya bien, que tengan un buen futuro…..me da mucha pena su situación…no es justo….qué duro

    Deja una Respuesta
  2. izena
    5
    2

    «dándoles una peor protección para que no vengan a Euskadi. Eso es precisamente lo que hace el PNV.»

    Creo que te equivocas, pero bueno…

    Por algo habrá efecto de llamada a la cav

    Deja una Respuesta
  3. Xabier
    5
    7

    A mi tambien me entran escalofrios David. Es un asunto que parece no importar.

    Deja una Respuesta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar