La JAED hace frente a la pobreza con ayudas por valor de 116.235 euros y 90.000 kilos de comida

Susana Lorenzo, José Carrera, María Eugenia Unzilla, Covadonga Noval, Iñaki Gorritxategi y Mila Telleria, en el local de distribución de alimentos de la JAED.
Susana Lorenzo, José Carrera, María Eugenia Unzilla, Covadonga Noval, Iñaki Gorritxategi y Mila Telleria, en el local de la JAED.

La pobreza también habita en Durango y Iurreta. La JAED dedicó el año pasado ayudas por valor de 136.394 euros y 90.000 kilos de comida -estos últimos valorados en otros 100.000 euros- a atender las necesidades de más de medio millar de familias de estos dos municipios.

«Con el inicio de la crisis sufrimos una avalancha de solicitudes. En estos momentos, y a pesar de que la situación se ha estabilizado un poco, todavía hay mucha gente que lo pasa mal».

La junta directiva de la JAED ha ofrecido esta mañana una rueda de prensa para hacer públicas sus cuentas. Un ejemplo de transparencia que ha permitido conocer datos que, de no ser así, pasarían mucho más desapercibidos.

En ayudas en metálico, la asociación destinó el año pasado 116.235 euros a colaborar con 90 familias de Durango y Iurreta en el pago de alquileres u otro tipo de necesidades.

74 casos de pobreza energética

La partida se incrementó en 20.000 euros para hacer frente a las facturas de la luz y el gas de otras 74 personas. «Aunque cueste creer, hay gente que no puede bañar a los niños en agua caliente o que no enchufa la placa de la cocina porque se le dispara el recibo», advierten desde la asociación.

La JAED cubre estos casos de pobreza energética desde 2014. Recibe, con este fin, 6.000 euros anuales del Ayuntamiento de Durango y la misma cantidad de La Caixa. «Lo que falta lo aportamos de nuestros ingresos», explican.

En el caso de la comida, se distribuyeron 90.000 kilos de comida entre 351 familias. «Los lotes se preparan de forma personalizada y el periodo para volver a solicitar es de un mes o mes y medio, en función de la situación en que se encuentren».

Para ayudarles en su labor, el Banco de Alimentos de Basauri les entrega mensualmente entre 1.500 y 2.000 kilos de alimientos. Del Fondo de Ayuda Europea (FAED) recibieron 23.748 kilos.

Suspicacias y picaresca

Sobre las suspicacias que este tipo de ayudas suelen generar, la junta directiva de la JAED ha querido dejar claro que trabajan estrechamente con el área de Servicios Sociales y Lanbide. «Compartimos toda la información y los requisitos son estrictos». Aunque no niegan que se dé algún que otro caso de picaresca, «que generalmente son los que suelen trascender», su impresión es que «la mayoría de la gente es bastante noble».

Los datos de la asociación reflejan, además, que la proporción de receptores autóctonos e inmigrantes se mantiene. «Por muchos rumores y comentarios que haya en la calle, la realidad es que el porcentaje está prácticamente a la par. Y si alguien escucha que desde la JAED hemos comprado un coche o una casa a alguien -que también hemos tenido que oír-, que no se lo crea nadie».

Para finalizar, los integrantes de esta organización han animado a todos las personas interesadas en colaborar con ellos a acercarse hasta su sede de Pinondo Etxea para conocer la labor que desarrollan.

Durangon Whatsapp
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar