Friso
Friso
Friso
Friso

“Se piensan que nos metemos en la prostitución de lujo para comprarnos un bolso de Gucci”

Sarah Berlori.

Sarah Berlori es una de las protagonistas del 25N en Durango. Activista feminista y superviviente del sistema prostitucional, es militante de Euskal Herriko Mugimendu Abolizionista y fundadora de Emargi, una asociación dedicada a luchar de manera integral por un futuro libre de explotación sexual y reproductiva para mujeres y niñas.

Berlori participará en una mesa redonda organizada por la asociación contra la violencia machista Andereak en la que se abordará la realidad de la prostitución desde diferentes perspectivas. También tomarán parte en el debate Begoña Ferro, médica de profesión y componente del colectivo feminista Lanbroa, y Helena Gil, abogada de la asociación Ehuleak.

El acto estará moderado por Mertxe Arratibel, responsable del periódico feminista andra.eus. Será el próximo miércoles, 2 de diciembre, a las 19.00 horas, en San Agustin Kultur Gunea. La entrada será libre hasta completar aforo.

-En tu caso, ¿qué te empujó a la prostitución y qué secuelas te han quedado de aquellos años?

-Nos arrastran muchas vivencias a la prostitución. En mi caso, una educación en la sumisión total al hombre desde que era pequeñita, con desigualdades en la forma en la que te tratan respecto a tus hermanos y madres volcadas en atender a su marido, que acabó implicando también una sumisión sexual. Mis primeras relaciones sexuales no fueron deseadas, sino totalmente coaccionadas. Desde mi primer noviete, que intentaba tocarme las tetas día sí y día no, hasta la primera relación sexual completa, que fue con 14 años. Me decía que yo le gustaba, pero que si quería salir de verdad con él tenía que follar. Y yo por aquellos días no tenía deseo sexual (en realidad cuando se despertó en mí fue hacia los 20 años), pero como me gustaba y quería salir con él, lo hice por complacerle.

En esta andadura sexual acabas sintiendo que tu deseo es irrelevante para ellos, que importa un pimiento y vas normalizando que las relaciones sexuales son así. Que no importa si las disfrutas o no, ¡un auténtico horror! Y pasas de ser una estrecha por no querer tener relaciones sexuales a ser una puta por tenerlas. ¿Secuelas? Estoy en tratamiento psicológico con una profesional especializada en traumas y ahora mismo tengo incapacidad total de mantener relaciones sexuales. Mi deseo está apagado. Pero supongo que hay más secuelas que ni yo misma puedo calibrar en los diez años que pasé siendo carne para los puteros.

Otro factor que me condicionó fue ser madre soltera con 21 años y sufrir un abandono absoluto por parte de las instituciones. Empecé en la prostitución cuando mi hijo tenía unos 8 años y me empezaron a hablar de las ‘bondades’ de la prostitución. Sobre lo que nadie me advirtió fue sobre el círculo de violencia que comenzó entonces.

-Dices que la libre elección está siempre del lado de quien somete, nunca de la persona que es sometida.

-Por supuesto. Hablan de libre elección, pero sin ningún análisis de todo lo que te lleva ahí. Yo vengo de la prostitución de lujo, donde además hay mucho mito. La gente se piensa que nos metemos ahí para comprarnos un bolso de Gucci o algún otro capricho cuando mi experiencia es clara: todas empezamos por necesidad, sea de un tipo o de otro.

Yo no he conocido a ninguna chica que haya podido elegir entre ser médica y puta, y haya optado por ser puta. No lo he vivido nunca. La gente tiene que dejar de ver ‘Pretty woman’ y leer ‘Neoliberalismo sexual: el mito de la libre elección’, de Ana de Miguel. Ella explica muy bien que no hay libre elección y que hay muchos factores que nos conducen hacia la prostitución.

-Vas a ofrecer una conferencia en Durango bajo el título ‘Prostitución y libertad sexual, un binomio incompatible’. Hay gente que no opina así.

-El derecho a la libertad sexual debe implicar deseo por parte de las dos personas. Y las mujeres en prostitución no sentimos deseo sexual por esos seres tan igualitarios y tan poco violentos (estoy siendo irónica) que son los puteros. Nosotras tenemos el mismo derecho que cualquier otra persona a tener relaciones sexuales consensuadas y es evidente que no es así.

-La pasada semana se presentó la propuesta de Ley Orgánica Abolicionista del Sistema Prostitucional (LOASP), con el apoyo de 150 organizaciones feministas del Estado español y de una veintena de agrupaciones internacionales. ¿Qué sientes ante una propuesta así?

-Me llena de esperanza. ¡Cuántas veces pensé en regresar a mis estudios cuando estaba en prostitución! Que se pueda ofrecer a estas mujeres una renta mínima de inserción, apoyo psicológico, terminar con el proxenetismo… sería increíble. Porque, como también me pasó a mí, quieres salir de donde estás, pero no tienes un plan B. Y es terrible porque, además, todos los depredadores sexuales se meten en páginas de trabajos en precario para ofrecerte que te prostituyas.

Hay quien prefiere creer que hay mujeres en prostitución porque ellas han elegido que sea así. La realidad es que yo también hubiera contestado lo mismo si me hubieran preguntado cuando me prostituía, pero lo hubiera dicho para disimular la mierda que estaba viviendo. No puedes pedir a mujeres que están en esos círculos de violencia que analicen sus vidas. Pero sí puedes escuchar a las supervivientes porque, como dice mi amiga Amelia (Tiganus), nunca acabamos de salir de ese sistema. Las secuelas son tremendas y las sufrimos el resto de nuestras vidas.

-Ya para terminar, ¿hay diferencias entre la prostitución de lujo y otros tipos de prostitución?

-En todos los casos eres mercancía para placer de puteros. ¿Qué ocurre en ocasiones? Que los puteros, que suelen ser terriblemente clasistas y racistas, quieren satisfacer sus fantasías sexuales y reclaman mujeres “viciosillas” con estudios. De ahí que nos hagan interpretar papeles. Recuerdo que una vez me tuve que poner un traje de ejecutiva y hacerme pasar por una abogada.

Quienes sí juegan con esa diferenciación son los proxenetas, que te hacen creer que eres una elite. Por eso se habla de agencias y de chicas de compañía en la prostitución de lujo.

Otra cosa sobre la que no hemos hablado aún, pero que es importante mencionar es la droga, que está presente todo el rato. Para disociarnos, todas acabamos alcohólicas o drogadictas. Y, además, muchos puteros la piden. Quieren su propia fiesta privada con drogas y chicas.

Durangon Whatsapp
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando...

durangon.com webguneak ez du uzten gorrotoa, mespretxua edo diskriminazioa sustatzen duten edukiak argitaratzen, jaiotza, arraza, sexu, erlijio, nazionalitate, iritzi edo bestelako inguruabar pertsonal edo sozialengatik.

Izen propioei erreferentzia egiten dieten eta ohorerako eta intimitaterako eskubidearen aurkako iruzkinak ezabatuko dira. Irain eta iruzkin guztiak ere zuzenean ezabatuko ditugu, baldin eta iraingarriak, kalumniatzaileak edo indarreko legeria hausten badute.

Gehiago irakurri


durangon.com no permite la publicación de contenidos que de forma manifiesta fomenten el odio, el desprecio o la discriminación por motivos de nacimiento, raza, sexo, religión, nacionalidad, opinión o cualquier otra circunstancia personal o social.

Se eliminarán todos los comentarios que hagan referencia a nombres propios y atenten contra el derecho al honor y a la intimidad. También borraremos directamente todos los insultos y los comentarios que puedan resultar injuriosos, calumniadores o que infrinjan la legislación vigente.

Leer más

8 Comentarios

  1. Avatar
    Ez da ez e& Bai da bai
    6
    2

    Me llamo Georgina Orellano, soy Trabajadora Sexual y Peronista y puedo decirlo porque conozco mi identidad y mi historia, muchxs aun no conocen la suya.
    (Secretaria General en AMMAR, Sindicato de Trabajadorxs sexuales de Argentina).
    ¿Tú has vivido una situación como esa? Puedes llamarle para conocer su opinión. Seguro que es distinta. 😉
    Por cierto, esas mujeres ganarían más si vosotras en lugar de formar una asociación regada con dinero público para hacer cuatro paripés al año, fundarais un sindicato para defenderlas.

    Deja una Respuesta
    1. Avatar
      Ez da ez
      2
      4

      Jamás defenderé que una mujer tenga que someterse a un hombre para ganarse la vida. Yo la ayudaría a formarse y a poder tener un trabajo que ni la humille, ni la degrade, ni la empuje al consumo de drogas y alcohol. No deseo a ninguna mujer nada que no desearía para mi propia hija. Hay alternativas. Que estés inmersa en ese mundo no quiere decir que no puedas salir de él.

      Deja una Respuesta
      1. Avatar
        No hay mus
        2
        1

        Fale, sor Quisquilla, gracias por indicar a todo el mundo lo que debe considerar bueno para si mism@ o no, eskerrik asko, benetan.

        Deja una Respuesta
  2. Avatar
    Educador
    6
    4

    «El hombre llega a ser lo que la educacion haga de él».Kant. El determinismo de muchas familias por cuestiones socioeconómicas,culturales, educacionales provoca situaciones como la de esta chica.No es lo mismo vivir en Islandia que vivir en una sociedad latina.

    Deja una Respuesta
  3. Avatar
    H.
    29
    6

    Cuando generalizamos nos equivocamos, no creo que todas sean drogadictas ni alcohólicas. En un colectivo tan grande habrá de todo, al igual que en la de los que consumen prostitución.
    Seguramente la gran parte lo hará por necesidades económicas, otras preferirán dedicarse a la prostitución antes que dedicarse a otro trabajo.
    También está la libertad de decidir lo que queremos hacer con nuestras vidas y nuestros cuerpos.

    Deja una Respuesta
    1. Avatar
      Y siguen rayando
      29
      9

      En efecto. Hay colectivos de prostitutas organizadas y sindicadas y hay prostitutas que ni son drogadictas ni alcohólicas y además tienen hijos.
      Prostituirse no sólo es vender tu coño que además lo puedes vender también a una mujer ¡ojo!. Prostituirse es vender tus brazos, tus piernas, tu cerebro… Quien trabaja por cuenta ajena se prostituye.
      Mala papeleta para las empleadas de hogar, las camareras…y muchos hombres.
      Todas no son VIP ni trabajan de gerentes en Osakidetza ni en Repsol, ni son rectoras de la Universidad.
      Existe más de una realidad y de dos.

      Deja una Respuesta
      1. Avatar
        Ez da ez
        4
        9

        Me parece que los que hablan de sí habrá mujeres q ir de prostituyen y ni se drogan, ni be en para aguantar tener que tener relaciones sexuales con alguien a quien no deseas no deben ser mujeres. Y si lo son, no han debido vivir una situación como esa. Esta chica sabe de lo que habla porque lo ha vivido. Así que quien quiera limpiar su conciencia pensando que es una libre elección, mejor ponen los pies sobre la tierra e intentan imaginarse tener que acostarse con 5, 5 o 6 personas en un solo día con quienes jamás hubieras tenido nada si no fuese por obligación. Consumir prostitución es alimentar esa mafia. Dejar de hacerlo por favor. Es la única forma de acabar con esa esclavitud y explotación de la mujer.

        Deja una Respuesta
        1. Avatar
          Okeys
          3
          1

          y tu ¿donde trabajas? ¿en emakunde? porque se te ve muy suelt@ dando lecciones, y por lo que se te lee, las das desde la teoría, es decir, sin tener verdadera idea de lo que escribes, pues hala, sigue así, iluminandonmos.

          Deja una Respuesta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar