La Ertzaintza se incauta de billetes de 50 euros falsos en Amorebieta y otros municipios vascos

La Ertzaintza ha enviado un mensaje de alerta a la ciudadanía acerca de un repunte en la localización de billetes de 50 euros falsos en la comunidad autónoma vasca. Se trata de billetes de la primera serie, de los que ya se detectaron los primeros casos en el año 2005 y que, de manera, repetitiva se han venido localizando a lo largo de los años en las tres provincias.

Durante los primeros meses del presente año, la Ertzaintza ha notado un incremento del número de billetes de 50 euros falsos en Euskadi. Por el momento, en lo que llevamos de año, se han incautado 31 billetes, repartidos por toda la geografía vasca, haciendo especial hincapié en las tres capitales, en las que se han recogido un mayor número de ellos.

Concretamente, en Gasteiz y Bilbao se han retirado cinco en cada una y otros tres en Donostia. En Orio, Amorebieta y Portugalete se han incautado dos billetes en cada una, siendo numerosas las localidades vascas en las que se han retirado documentos falsos de estas características.

Se trata de billetes de 50 euros de la primera serie, como los que ya se habían venido retirando desde el año 2005 –casi 500 en total desde entonces, destacando los 109 encontrados en Donostia, 72 en Gasteiz y 62 en la capital vizcaína- y que pueden ser detectados prestando atención a unos pequeños detalles.

Cómo detectarlos

Para saber si un billete puede ser falso, existen una serie de aspectos del mismo que podemos examinar sin mayores complicaciones, como la marca de agua, que ha de verificarse mirando el papel al trasluz; el holograma, el cual genera diferentes cambios de color e imagen –incluso en 3D-; microtexto y microimpresión (en la otra cara del billete), visibles con una lupa; la calcografía, que crea una imagen en relieve perceptible al tacto y el motivo de coincidencia, una imagen impresa parcialmente y que, mirando el billete al trasluz ha de encajar  la perfección observándose un único motivo.

También podemos fijarnos en el hilo de seguridad, la banda que atraviesa el billete de arriba abajo y en la que, al trasluz, ha de apreciarse el valor del mismo y la tinta ópticamente variable, con la cual veremos el número 50 de dos colores diferentes según giremos el documento.

En el caso de los billetes detectados en Euskadi, podemos detectar su falsedad fijándonos en detalles como el número de plancha –J004G1-, que es idéntico en todos ellos, el motivo de coincidencia que no encaja a la perfección, la ausencia de relieve de la imagen calcográfica o el holograma, que no modifica la imagen al mover el documento. En el reverso inferior, la tinta ópticamente variable tampoco sufre variación alguna de color al mover el billete, como ocurre con los originales.

Durangon Whatsapp
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close