EMPRESA

“Un huerto es la herramienta perfecta para que los escolares aprecien la comida sana”

huerto-karmengo-ama-lur-2000-amorebieta
Imágenes de la inauguración de la zona de huerto de Karmengo Ama.

La preocupación por saber lo que comemos es cada vez más creciente. No solo por la calidad de los alimentos o cómo han sido cultivados, sino por su propio origen o procedencia. Dar importancia a estos aspectos se consigue a través de una concienciación de los consumidores. Y la mejor forma de hacerlo es a través de un esfuerzo educativo, que ha de empezar por nuestras hijas e hijos.

Movimientos como Berton Bertokoa, que ha surgido de varias Asociaciones de Madres y Padres (AMPAS) de colegios de Durangaldea, son una buena muestra de la importancia que se presta a una alimentación saludable. Sobre todo entre los más pequeños, que tienen por delante todo su desarrollo.

“Un huerto lúdico es una herramienta perfecta para que los escolares aprecien la importancia de comer productos sanos y, además, cultivados con sus propias manos”, explica el zornotzarra Ramón Zearreta, que gestiona estos espacios en Iurreta y Berriz, entre otras localidades. “A través de esta experiencia práctica pueden conocer todo el ciclo de producción: la siembra, el cuidado, la recolección e incluso el reciclaje de sus restos para la producción de compost”.

Educación

Zearreta gestiona cinco huertos de estas características en Bizkaia a través de su empresa Lur 2000. Entre ellos, se encuentran los ya citados de Iurreta y Berriz, donde los colegios de ambas localidades tienen reservadas varias parcelas para su uso y disfrute. “Gracias al tiempo que pasan aquí, aprenden a valorar lo que son productos de temporada y de cercanía. Los ven crecer hasta que llega el momento de la recogida y, por supuesto, también se dan cuenta de la diferencia en sabor con los alimentos producidos industrialmente”, añade.

Para Zearreta, este es un motivo más para que ayuntamientos como Durango o Amorebieta apuesten por este tipo de infraestructuras. “Los beneficios saltan a la vista. No solo permiten realizar una actividad sana y ejercen una función social, sino que también tienen un fuerte componente educativo, tanto en el aspecto alimenticio como en el respeto al medio ambiente”, destaca.

Ya hay centros de enseñanza, incluso, que han tomado la iniciativa y han organizado sus propios huertos lúdicos. Hace ya varios años, el colegio Karmengo Ama de Amorebieta inauguró un espacio de estas características en sus instalaciones. El proyecto, enmarcado en el programa de la Agenda 21, pretendía “llevar la ecología al colegio y que la juventud conozca el proceso de donde surge la comida que consume”, explicaba el profesorado.

Movilizaciones

Durante la jornada de inauguración, el huerto fue un constante trasiego de alumnos y alumnas con semillas de lechuga, pimientos o vainas dispuestas a ser introducidas en la tierra. “Con este método quizás también logremos que sean menos reacios a comer verdura”, deseaban desde el centro, “ya que serán conscientes, por su propia experiencia, de dónde sale lo que acaba en sus platos”.

“Los padres y madres ya se están movilizando para mejorar la calidad de la alimentación en los colegios. Ahora es vital que la sociedad reclame en sus municipios la necesidad de este tipo de espacios para que se beneficie toda la sociedad. Si hay voluntad, se encuentran terrenos o se alquilan en poblaciones vecinas”, insiste Zearreta. «Solo hay que proponérselo».

Durangon Whatsapp
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar