Friso
Friso
Friso
Friso

“Falta un estudio serio sobre las víctimas del bombardeo”

Jimi Jiménez, junto a la escultura que hay en Durango en recuerdo a las víctimas del franquismo.

Arqueólogo, historiador e investigador, Jimi Jiménez Sánchez (Durango, 1965) es experto en la búsqueda de documentación sobre personas represaliadas durante la dictadura franquista y dedicó buena parte de su vida a la localización y exhumación de fosas comunes. Como integrante de la asociación Durango 1936, ha participado también activamente en las prospecciones que la Sociedad de Ciencias Aranzadi realizó en febrero en el cementerio local en busca de una fosa común con víctimas del bombardeo. La investigación finalizó sin hallazgos.

-¿Cómo empezaste a trabajar con Aranzadi en temas de recuperación de la memoria histórica?

– Fue un tema meramente casual. Empecé con las exhumaciones con Aranzadi, estuve trabajando con ellos durante muchos años, pero tuve que dejar el tema de la arqueología por una incapacidad laboral. Ahora me dedico a temas de investigación, que es algo que sí puedo compatibilizar.

Que finalmente no se hayan encontrado restos en los lugares del cementerio de Durango donde se creía que estaban las fosas comunes ha supuesto una pequeña decepción.

– Sí, porque te pones a pensar en la cantidad de gente que sigue sin tener respuestas y que buscan un lugar concreto donde poder poner un ramo de flores el 1 de noviembre.

– ¿Estabais realmente convencidos de que ibais a encontrar los restos?

– Las primeras alertas sonaron en la primera fase de la investigación, en el estudio documental de los 84 enterramientos comunes que se llevaron a cabo en el cementerio tras el bombardeo. Algunas familias nos informaron de que habían exhumado los cuerpos en los años 40 y eso nos dio que pensar porque en un cementerio hay una vida reglamentada que funciona como en cualquier ciudad. La normativa -incluso la actual que es de los 80- hace mención específica a un plazo de 10 años para renovar aquellos terrenos que no son propiedad de nadie. Un terreno que no se paga o se alquila queda libre para que sea ocupado por otra persona. De ahí que empezáramos a pensar que los restos pudieron ser exhumados al de diez años.

– A través de la investigación impulsada habéis conseguido poner nombres y apellidos a 52 víctimas y localizar a familiares de 30 de ellos, que participaron en el acto organizado por Gerediaga y Kriskitin.

– Se partió de un listado de 84 personas que habían sido enterradas en fosas comunes que conservaba el Gobierno vasco del 37 porque las hojas del libro de registro del cementerio se arrancaron. De muchas apenas había datos, únicamente referencias a su placa identificativa o a su edad aproximada. Pero las víctimas fueron más. De hecho, el informe del Gobierno vasco habla de que murieron 127 personas como consecuencia del bombardeo y en esa cifra no se incluye a quienes murieron horas o días después en los hospitales de Bilbao o de Amorebieta.

– ¿Con el acto de arrancar las hojas del libro del cementerio se quiso ocultar el ataque fascista?

– Se desconoce cuándo se arrancaron las hojas, así que las hipótesis son diversas. No se sabe si trataban de ocultar el bombardeo, todos los muertos que hubo con la toma de Durango por parte de los fascistas o el fallecimiento de alguna persona que pudo morir en su casa durante esas fechas. Lo que sí se sabe es que se arrancaron las 16 hojas que iban desde noviembre del 1936 a mayo de 1937, y que tuvo que hacerlo alguien de la Corporación o el Ayuntamiento con acceso a ese libro. Porque en cuanto entraron los franquistas ya cambia todo: la composición del Ayuntamiento, las normas… Ninguna persona relacionada con el mundo de izquierdas, nacionalista o republicano tuvo opciones de indagar mínimamente nada.

Carga emocional

– ¿Quedan muchas cosas por saber del bombardeo?

– Las partes técnicas sí que se conocen. Se han estudiado bastante concienzudamente. Ahí están los trabajos de Jon Irazabal que revelan cuántos aviones participaron, de dónde venían, cuántas bombas se lanzaron… Sí que falta un estudio serio sobre las víctimas porque sobre ellas ha quedado una especie de velo oscuro. Yo espero que la investigación que hemos comenzado ahora sirva para estudios más profundos que incluyan a quienes murieron en hospitales de fuera de Durango y permitan hacer correcciones.

– Junto a representantes del Ayuntamiento y otras asociaciones memorialistas os habéis reunido con las familias y algunas de ellas han podido enterarse, por fin, de que sus antepasados están enterrados en Durango.

– Sí, de ocho víctimas solo se conocía un número de identificación de gudari. Son personas a las que sus familiares daban por muertas en Otxandio o Aramaio, y se acaban de enterar de que llevan 85 años en Durango. La carga emocional en esas reuniones ha sido grande por el alivio que han sentido muchas al saber que sus antepasados fueron enterrados dignamente. Que no acabaron en una trinchera o en un monte como un animal. Hubieran cerrado el círculo por completo si se hubieran localizado los restos.

– Coincidiendo con el 80 aniversario del bombardeo, el Ayuntamiento de Durango y diversas entidades de memoria histórica presentaron una querella por crímenes de lesa humanidad que no prosperó.

– Sí, no solamente Durango. Tampoco ha prosperado en otras ciudades bombardeadas como Barcelona. La investigación jurídica se han topado con un muro difícil de superar. La querella de Durango fue archivada. Hay instancias mayores, como la justicia europea, a la que se puede recurrir, pero es algo que se está valorando.

Pacto de silencio

– Formas parte de Durango 1936, una asociación que lucha por la verdad, la justicia y la reparación. 

– Durango 1936 no solo se dedica a los muertos del bombardeo, sino a todos los represaliados de Durangaldea como consecuencia de la guerra. El trabajo que se está haciendo tiene el propósito de que sigan apareciendo testimonios y documentos porque, para que aparezcan, hay que seguir buscando. En el momento que dejas de buscar es imposible que aparezca algo que te ayude a clarificar porque son documentos que se suelen encontrar fruto de la casualidad. Sigue habiendo mucha gente desaparecida que no ha recibido ningún reconocimiento y ese reconocimiento hay que hacerlo extensivo a todas las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo: niños evacuados, personas exiliadas, presos, desaparecidos…

– El programa de actos incluye también una charla y un acto en memoria de las víctimas del 25 de septiembre de 1936, un episodio histórico que ha trascendido menos.

– En esa fecha se lanzaron cuatro bombas sobre Durango. Murieron en Ezkurdi un grupo de milicianos que jugaban a pelota y, como venganza, sus compañeros asaltan la cárcel y fusilan en el cementerio a 22 personas detenidas por presunta afinidad requeté. Se entiende que ese hecho marcó lo que pasó después en Durango: el silencio, el olvido, que la gente no preguntara porque los dos bandos tenían que callar. Hubo una especie de pacto de silencio.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 3,50 sobre 5)
Cargando...

durangon.com webguneak ez du uzten gorrotoa, mespretxua edo diskriminazioa sustatzen duten edukiak argitaratzen, jaiotza, arraza, sexu, erlijio, nazionalitate, iritzi edo bestelako inguruabar pertsonal edo sozialengatik.

Izen propioei erreferentzia egiten dieten eta ohorerako eta intimitaterako eskubidearen aurkako iruzkinak ezabatuko dira. Irain eta iruzkin guztiak ere zuzenean ezabatuko ditugu, baldin eta iraingarriak, kalumniatzaileak edo indarreko legeria hausten badute.

Gehiago irakurri


durangon.com no permite la publicación de contenidos que de forma manifiesta fomenten el odio, el desprecio o la discriminación por motivos de nacimiento, raza, sexo, religión, nacionalidad, opinión o cualquier otra circunstancia personal o social.

Se eliminarán todos los comentarios que hagan referencia a nombres propios y atenten contra el derecho al honor y a la intimidad. También borraremos directamente todos los insultos y los comentarios que puedan resultar injuriosos, calumniadores o que infrinjan la legislación vigente.

Leer más

4 Comentarios

  1. Txiripa
    1
    8

    Quizas porque se preocupaban de los muertos (asesinados) de la epoca, por parte de los "padres" de los bildurtiarrak y no de los de la guerra civil ???
    Agian bai zoritzarrez…

    Deja una Respuesta
    1. Intxaurrek
      4
      1

      No, no se preocupaban de eso, estaban recogiendo nueces ¿no te acuerdas?

      Deja una Respuesta
  2. Atutxa
    8
    7

    Un trabajo fantastico. Pero tengo una pregunta. 1979 primeras elecciones municipales en democracia, en Durango gana el PNV. Por que el PNV desde ese año jamas le a interesado en el tema?. Tiempo han tenido. Estoy muy intrigado.

    Deja una Respuesta
    1. U otra cosa
      10
      6

      Supongo que por falta de imaginación, aunque parezca extraño, podría ser que no vieran la forma de llenarse los bolsillos con ese tema

      Deja una Respuesta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar