De la viña a la mesa

De la viña a la mesa

Las 5.000 cepas de la bodega Larringan se extienden en el barrio Mendiola de Abadiño, bajo la mirada de un molino del siglo XVIII y amparadas por los montes de Durangaldea. Un entorno de ensueño en el que Ramón Otxandiano dedicó un espacio al txakoli, primero como afición y después como oficio, en manos de su hija Itxaso y su yerno Pedro Urien. El resultado es un preciado caldo que ahora puede adquirirse de forma directa, sin intermediarios.

El producto empezó a coger forma hace algo más de 20 años, cuando se constituyó la denominación de origen Bizkaiko Txakolina. “Hasta entonces, todos los productores trabajábamos por hobby, aprendiendo un poco cada día. Pero con la llegada del Consejo Regulador nos lo empezamos a tomar en serio”, recuerdan Otxandiano y Urien, embarcados en esta aventura junto a su hijo Igor, conocido piloto de Fórmula 3.

Esa profesionalización, que trajo consigo la denominación de origen, tuvo como principal consecuencia un notorio aumento de la calidad del producto. “Se han homogeneizado los procesos y contamos con herramientas de control desde la recogida hasta la fermentación”, señalan. “Esta forma de trabajar ha provocado que el txakoli ya no sea ese vino ácido de antaño, sino que sea apreciado por su sabor y aromas como cualquier otro vino”.

Urien destaca el férreo control al que son sometidos por el Consejo Regulador, que comienza en el propio viñedo. “Y al final, tenemos que pasar una cata y, si no la superas, te descalifican el txakoli”. En Larringan, sus caldos se basan en la variedad Hondarribi Zuri, con el añadido de las foráneas Chardonnay y Folle Blanche.

La bodega Larringan combina los métodos de elaboración tradicionales con la tecnología más moderna. “Contamos con prensas neumáticas de presión que maceran la uva y equipos de frío para que se fermente de forma controlada. Ese control provoca que se mantengan todas las virtudes del producto y un aumento de su calidad”, aseguran.

Aceptación del público

El txakoli Larringan empezó a comercializarse en las ferias de la zona, “como las de San Blas o la de Zaldibar, donde la gente empezó a conocernos y pudo comprobar lo que había mejorado el caldo”. El público aceptó de buen grado la propuesta y la demanda comenzó a subir rápidamente.

Con el aumento de la producción, Larringan empezó a distribuirse en bares, restaurantes y centros comerciales de toda Bizkaia. Ahora van a dar un paso más y acercarse a su clientela a través de la venta directa. “El gran problema que tenemos es que con los intermediarios se encarece el producto, así que queremos dar a la oportunidad de adquirir nuestro txakoli directamente”, anuncian.

Por teléfono, en el 946 203 680 o a través del correo electrónico txakolilarringan@gmail.com, toda persona interesada puede encargar cajas de 3 o 12 botellas que podrán recogerse en el almacén de la bodega en Matiena.

Durangon Whatsapp
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close