Abadiño estudia reparar los daños en la cubierta de las piscinas o renovar la estructura afectada

El Ayuntamiento de Abadiño “encargará a una empresa especializada que realice una propuesta de intervención sobre la cubierta” de las piscinas municipales de Astola que permanecen clausuradas desde el pasado 16 de febrero, cuando el viento arrancó una parte de la cubierta.

Con este informe los responsables municipales pretenden determinar “si la obra a realizar debe consistir en reparar los daños o en renovar toda la estructura”, según las informaciones ofrecidas por el alcalde, Mikel Garaizabal, y el teniente alcalde, Javier Crespo. Por el momento, un informe técnico de carácter preliminar recomienda cerrar las piscinas, el jardín exterior, la cafetería y la rampa de acceso al sótano del polideportivo.

El estudio señala además que la cubierta requiere una “reparación a fondo”, debido a su estado «generalizado» de «corrosión» y apunta que representa un riesgo para las personas usuarias. Las deficiencias detectadas, sin embargo, no afectan al gimnasio.

Aunque los responsables municipales comprenden “las molestias y la sensación de frustración» que el cierre de las piscinas puede generar en la ciudadanía, aseguran que ante todo han optado por “preservar la seguridad de las personas usuarias”.

Alternativas

Ante el compromiso del Ayuntamiento por hacer «todo lo posible» para agilizar los trabajos necesarios para que el recinto pueda reabrir sus puertas, desde EH Bildu han reclamado actuaciones inmediatas para evitar que el cierre penalice a los usuarios de las instalaciones.

En concreto la coalición soberanista solicita que el Ayuntamiento “abone la diferencia de tarifas” a los usuarios que opten por utilizar las instalaciones de otras localidades con las que se hayan establecido acuerdos. También plantean la posibilidad de devolución de la parte proporcional de los bonos que los usuarios tengan sin utilizar o, en el caso de que la empresa que gestiona las instalaciones ofrezca actividades complementarias, puedan utilizarse en ellas.

EH Bildu reclama también una auditoria en torno al nivel de cumplimiento de las obligaciones de la empresa que gestiona las instalaciones “y que determine las responsabilidades de cada uno”. Además, pide un estudio jurídico-económico que establezca la cuota que el Ayuntamiento debe abonar a la empresa, con motivo de los cierres motivados tanto por la huelga de los empleados como por los desperfectos de la cubierta.

Por último, perseveran en su apuesta por una gestión directa de las instalaciones, lo que permitirá “mejorar la calidad del servicio” que se ofrece y que tenga como finalidad la satisfacción tanto de los usuarios como de los trabajadores.

Durangon Whatsapp
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos Relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar